•  |
  •  |
  • END

Nueva York / Afp

El puertorriqueño Miguel Cotto retuvo su corona de campeón welter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) tras superar por puntos al retador ghanés Joshua Clottey, en una pelea realizada el sábado en el Madison Square Garden de Nueva York.

Cotto envió a su rival a la lona con gancho de izquierda en el primer asalto, y se recuperó más tarde de un cabezazo accidental que le provocó un corte, para llevarse dos de tres tarjetas de los jueces.

Don Trella votó por Cotto 116-111 y John McKaie también por el boricua 115-112, pero Tom Miller se la dio a Clottey por la mínima 114-113.

Cotto (34-1, 27 nocauts) salió con éxito de la primera defensa de una faja que conquistó en febrero al noquear en cinco vueltas al inglés Michael Jennings.

Clottey, asentado hace una década en Nueva York, encajó su tercer revés en 38 peleas.

El isleño sufrió un corte sobre la ceja izquierda en el tercer round, por lo que comenzó a pelear más desde afuera, con persistentes jabs y ganchos al cuerpo.

“El corte me hizo más duro”, dijo Cotto, quien mostró en su cara el castigo a que le sometió Clottey. “Pero siento que de todas maneras gané esta pelea”.

Con este triunfo, Cotto se inscribe en la lista de los aspirantes a conseguir un pleito millonario contra el filipino Manny Pacquiao, invitado de lujo a este programa en el Madison Square Garden.

Bob Arum, representante de Cotto y ex manejador de Pacquiao, dijo que su interés es “conseguir un pleito entre ambos el 14 de noviembre”.

En el otro pleito de la velada, el también boricua Iván Calderón retuvo su corona minimosca de la OMB, al sacar un empate en su pelea contra el retador filipino Rodel Mayol, luego de que otro cabezazo accidental obligara a la suspensión del pleito en el sexto asalto.

Ésta fue la cuarta defensa de su corona para Calderón (32-0-1, 6 nocauts), de 34 años.

El tope marcha bastante parejo cuando en el cuarto los dos boxeadores chocaron sus cabezas y Calderón fue el más perjudicado, al salir con una herida profunda en la frente.

En el sexto, y ante el constante sangramiento del boricua, el árbitro consultó con el médico del cuadrilátero y éste pidió parar la pelea, al 1:50 minutos de iniciado el asalto.

Al irse a las tarjetas, según el reglamento, el juez Tony Palillo tenía ganando a Calderón 58-56, Tom Schreck a Mayorl por la misma votación y Steve Weisfeld daba un empate 57-57, luego de darle al boricua el último asalto.