• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

La gran final del Campeonato de Beisbol Superior Germán Pomares Ordóñez está 2-0 a favor de los Leones de León sobre los Indios del Bóer, un récord que de acuerdo con las estadísticas de ambos equipos en series finales anteriores, da por hecho en casi un cien por ciento de las probabilidades que los melenudos conquistarán su primer título desde que se puso en marcha la nueva etapa del torneo en el 2009.

Según registros compartidos en la página de Facebook del Germán Pomares, con crédito de Domingo Baca, cuando León ha tomado ventaja de dos victorias a cero en una serie final, se ha coronado en cuatro de seis ocasiones.

La primera fue en 1973 en una serie de cuatro equipos, la segunda en 1976 contra el 5 Estrellas, la tercera en 1997 ante el Bóer y en el 2003 frente al Granada.

Los Leones de León no se han coronado ni una vez en la actual etapa del Pomares. Archivo/END

De acuerdo con la información, en 1980 los leoneses perdieron la serie final tras haber ganado los dos primeros encuentros ante Rivas, y en el 2007 les pasó lo mismo contra el conjunto granadino.

Bóer con balance negativo

Por su lado, los Indios del Bóer, que cayeron 11-5 y 6-2 en los dos primeros encuentros de la actual serie final, han estado en la misma situación en otras siete ocasiones, y en todas han fallado en su intento por remontar.

Los Indios comenzaron atrás en la final 2-0 en 1971 en una serie contra 4 equipos, en 1973 en una serie similar a la de dos años atrás, en 1997 contra León, en el 2012 frente a Matagalpa, en el 2013 contra la Costa Caribe y en el 2016 y el 2018 contra los Dantos.

Eso sí, no se puede olvidar que recientemente los Indios del Bóer le gansron tres juegos consecutivos a los favoritos Dantos para cambiar un balance negativo de 0-2 en un favorable 3-2 que les permitió pasar a la final.

Claro, tampoco hay que olvidar que las dos veces que León y Bóer se han visto las caras en una serie final, León se ha impuesto en ambas ocasiones. La primera en 1997 y la segunda en el 2001, cuando León se levantó de un 0-2 para imponerse 4-2.