•  |
  •  |

Después de un viaje cansado, casi sin poder dormir, arribó anoche al país el campeón interino del CMB, Juan Palacios, luciendo orgulloso su cinturón, como diciendo “aquí estoy, he cumplido mi misión”, mientras era recibido por un sin número de amigos y familiares que no hacían bulla pero querían tener un pedazo del cariño de su campeón.

Humilde como siempre, sin rasgos de una pelea que casi no fue, Palacios insistió con vehemencia EN que su rival era más difícil de lo que se imaginó. Resaltó la velocidad de sus manos como la principal virtud del mexicano Erick Ramírez, quien al final sucumbió por nocaut en diez asaltos pero por tanto castigo que le propinó el nica.

“Sólo Dios me pudo haber dado esa victoria, porque Ramírez es un boxeador que puede complicar a cualquiera en 105 libras.

Me siento orgulloso porque le cumplí a ustedes, a mi familia, a mi esposa, sólo porque Dios estuvo siempre conmigo. Ahora ya me han prometido que Oleydong es el próximo y eso espero”, comentó Palacios, a quien lo esperaba en su barrio una buena cantidad de vecinos para darle la bienvenida.

El campeón regular de las 105 libras, Oleydong Sithsamerchai, deberá cumplir su pelea unificatoria con el nica en octubre de este año en China, así se lo confirmó Mauricio Sulaimán del CMB, a Mario García, apoderado de Palacios. De no cumplir podrían desconocerlo, y en caso que no peleara con Oleydong, el promotor Ignacio Huizar está interesado en montar al pinolero en México.

“Quedó muy contento Huizar con Juan porque le asegura un buen espectáculo, y me dijo que de no amarrarse la pelea con Oleydong que lo contacte de inmediato porque está interesado en montarlo en cualquier momento en alguna de sus veladas”, dijo García.

Junto a Juan llegó todo el equipo de trabajo, su preparador físico, Alejandro Schmidt, Rey Mendoza, el entrenador, Kendrick García, su coapoderado, y todos elogiaban el trabajo de su pupilo que hizo de la pelea una gran demostración de condición física e inteligencia. Palacios se tomará unos 15 días de vacaciones y regresa después al gimnasio, esperando que de una vez por todas Oleydong lo enfrente.