•  |
  •  |

Fifa.com

España se dio un festín de goles ante Nueva Zelanda, a la que derrotó por un contundente 5-0 en el debut de ambas selecciones en la Copa FIFA Confederaciones Sudáfrica 2009, un encuentro disputado en el Estadio Royal Bafokeng de Rustemburg. Con este resultado, la Roja toma el liderato del Grupo A en solitario después del empate sin goles de Sudáfrica e Irak en el partido inaugural.

Poco aguantó imbatida la portería de los esforzados neozelandeses. Fernando Torres completó la tripleta más rápida de la historia del torneo en el minuto 17. El delantero del Liverpool abrió su cuenta particular a pase de Cesc Fábregas a los seis minutos, anotó el segundo tras una generosa asistencia de David Villa a los 14, y completó el hat-trick con un cabezazo tras un centro de Albert Riera, a los 17.

Torres firmaba así su segundo triplete con la Roja y aumentaba a 20 goles su estadística con la selección en la que se ubica como el séptimo con más anotaciones.

Riera se unió a la euforia y probó suerte con un potente disparo que puso en aprietos al portero Glen Moss a los 22 y poco después encontró el hueco para asistir a un desmarcado Joan Capdevilla que cedió generoso para que Fábregas anotase el cuarto a los 24.

A la vuelta del vestuarios siguió el festival del “Niño”, quien en una buena jugada por la izquierda, asistió al centro donde el defensa Andy Boyens falló inexplicablemente en el despeje y dejó el balón para el remate de Villa y pusiera el 5-0 a los 48.

Villa escaló a la segunda posición de los goleadores de la Roja empatado a 29 con Fernando Hierro.

España empezó así con goleada su tercer torneo consecutivo, tras la Eurocopa 4-1 sobre Rusia y la Copa Mundial de FIFA Alemania 2006, 4-0 sobre Ucrania, y el próximo 17 de junio tratará de aumentar su racha de invicto a 34 partidos ante Irak. Nueva Zelanda tratará de resarcirse de la dolorosa derrota en Rustemburgo ante los anfitriones.