• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El calvario del Bóer solo fue interrumpido por la lluvia. Desde el propio inicio, como acostumbran, los Leones se volcaron encima de los Indios por montones, y con sus garras, le apretaron los cuellos hasta doblarle las rodillas derrotándolos 9-3.

La cara de difunto es inconfundible, y es la que mostraba el Bóer al salir del parque anoche en León. Con su bateo inmovilizado y su picheo entre ruinas, es más probable encontrarnos con Tutankhamon en una rotonda, que esperar una ruidosa reacción de la tribu, como la lograda contra los Dantos en otro paralelogramo de posibilidades, no con todas las puertas cerradas y el látigo de Fidencio Flores lo necesariamente descansado para volver a prevalecer. Como decía mi abuelo en situaciones como ésta, no hay nada que discutir.

La lluvia obligó a suspender el juego, pero nadie se movió en las tribunas revestidos de paciencia y fe. Orlando Valenzuela/END

Rápido golpeo

Apurados por la presencia de nubes amenazantes, los Leones tomaron ventaja de 3-0 contra el inseguro abridor indio Roberto Artola en el primer inning. Golpe a Rizo después de un out, doble de Enmanuel Meza por encima del inicialista Brian Montiel consecuencia de un brinco imprevisto, hit empujador de Marvin Martínez burlando el esfuerzo de Sandy Moreno en el short, y cohete de Danny Calderón, establecieron la temprana diferencia de tres carreras.

La lluvia obligó a suspender el juego, pero nadie se movió en las tribunas revestidos de paciencia y fe. Al retornar de una larga pausa, doble de Rizo contra Jimmy Bermúdez en el segundo, y hit de Meza, ampliaron 4-0 la ventaja mientras Junior Téllez, tranquilo, ejercía dominio saliendo de una complicación en el tercero.

Matando ilusiones

Por si alguien pensaba que los Indios podían reaccionar, León trituró esa esperanza con cuatro carreras en el cierre del cuarto, estirando 8-0 la diferencia. Pobre Jimmy Bermúdez, se le abrió el piso y se sintió viajando hacia el centro de la tierra. Hits seguidos de Valle y Rizo, doble del candente Meza, el tercer hit de Marvin Martínez, y otro de Calderón después de una jugada de selección, sacaron huyendo a Bermúdez, y un agobiado Rafael Mendoza, llamó a Junior Aráuz, quien retiró a 9 seguidos antes de aflojar en el cierre del séptimo cediendo un hit y golpeando a Mejía. Entró Wilfredo Miranda a sacar el último out.

Mientras tanto, en el inicio del sexto, el Bóer se quitó el cero con un roletazo empujador de Winston Dávila, después de un out en el plato a William Vásquez. Esa carrera no fue tomada como señal de vida.

Quedaba algo más

Sin embargo, el Bóer agregó dos más contra el relevista fallido Osman López en el octavo, forzando a Sandor a utilizar su factor de seguridad, Wilber Bucardo. Boleto a William Vásquez, doble de Edgar Montiel, flay de sacrificio de Urbina y hit de Janior Montes, le dieron forma a las carreras 2 y 3 del Bóer, para nada altera nervios.

Bucardo sacó los dos últimos outs. Y en el cierre, otro zarpazo del León, el noveno para sellar la pizarra 9-3, por triple de Norlando Valle al rincón derecho y hit de Rizo. Hoy no hay juego, y Fidencio tratará de terminar la serie mañana.