•  |
  •  |
  • END

PRETORIA / AFP

Un gol de Kaká de penal en el minuto noventa dio a Brasil un sufrido triunfo 4-3 frente al bicampeón africano Egipto, el lunes en Bloemfontein, en el debut del grupo B de la Copa Confederaciones, que lidera Italia tras remontar a Estados Unidos (3-1) gracias a los Rossi.

Con un doblete de Giusseppe Rossi y otro tanto del romano Daniele De Rossi, Italia se impuso a un Estados Unidos que jugó casi una hora con diez hombres por expulsión de Ricardo Clark (33).

Los estadounidenses abrieron el marcador por medio del centrocampista Landon Donovan, a los 41 de penal, pero la reacción ‘azzurra’ llegó en la segunda parte con un bombazo del recién ingresado Rossi (58) y otro misil del romano De Rossi (72).

El punta del Villarreal, nacido en EU, decoró el marcador al 90 para sellar el 3-1.

Con esta victoria, el vigente campeón del mundo quedó en primera posición de su llave, por mejor diferencia de gol que Brasil.

En Bloemfontein, un Brasil decepcionante ganó sufriendo a Egipto por 4-3, gracias a un penal transformado por Kaká en el último minuto, en su debut en Sudáfrica-2009, ensayo general del Mundial-2010.

Kaká, que marcó dos de los cuatro goles auriverdes, el primero en el minuto 5 y el último en el 90, rescató un equipo que vio cómo Egipto, bicampeón africano, le empató a tres con dos goles en dos minutos (54 y 55), pese a que el equipo dirigido por Dunga se fue al descanso en clara ventaja 3-1.

Tras el primer tanto de Kaká, Brasil pareció asegurarse la victoria con otros dos tantos de Luis Fabiano (12) y Juan (37). Con ese 3-1 parcial, el equipo brasileño parecía seguir la racha de sus últimos partidos, en los que goleó a Uruguay (4-0) y se impuso a Paraguay (2-1), situándose líder en las eliminatorias sudamericanas al Mundial.

Pero Egipto respondió primero al gol de Kaká empatando rápidamente en el minuto 9 por medio de Mohamed Zidan, y dándole la vuelta al marcador en apenas un minuto, con sendos tantos de Mohamed Shawky (54) y de nuevo Zidan (55), que logró un doblete.

“Los respetamos demasiado en el primer tiempo, dos errores nos costaron el segundo y tercer gol”, afirmó Zidan, considerado mejor jugador del partido en el estadio Free State. “Merecíamos al menos un punto”, se lamentó.

Al final, llegaría la victoria por una mano en la línea de gol de Ahmed Al Muhamadi, tras un remate de Lucio, lo que le valdría la expulsión al egipcio y el penalti transformado por Kaká.

Con este apurado triunfo, Brasil comenzó con buen pie su objetivo de clasificarse a semifinales de la Copa Confederaciones como primero del Grupo B, lo que le ahorraría cruzarse con España, gran favorito para ser líder del A.

Brasil disputará su segundo partido de la Confederaciones el jueves en Pretoria contra Estados Unidos e Italia lo hará el mismo día ante Egipto.

El torneo tendrá fecha de descanso hoy y vuelve a la acción mañana con dos choques del grupo A, en su segunda jornada: España-Irak y Sudáfrica-Nueva Zelanda