• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El Campeonato Germán Pomares Ordóñez del 2020 traerá cambios radicales en su formato, el más notorio de ellos es la división de la competencia en dos torneos, denominados de verano e invierno, con una súper final entre los campeones de dichas fases, muy al estilo de lo que hace el futbol.

A diferencia del formato utilizado este año, que comprendió 6 meses de juego y dos grupos de nueve equipos cada uno, para el 2020 serán tres grupos de seis conjuntos cada uno. Además, un cambio notorio en el sistema de juego es que solo jugarán contra las escuadras de su mismo bloque en series de tres partidos, el primero se jugará sábado y los otros dos el domingo.

Habrá un impase de casi 3 meses entre cada fase del nuevo Pomares, período destinado a los compromisos internacionales de la selección, principal argumento para este nuevo formato de competencia, aunque en el trasfondo se pretende reducir los gastos de las directivas de los equipos del Pomares, en lo que respecta a los viajes a lugares distantes y el consumo de energía en los partidos nocturnos.

La Comisión Nicaragüense de Beisbol Superior (CNBS) dio a conocer dichas disposiciones a los representantes de los equipos participantes en una reunión este miércoles.

“El Pomares tendrá casi la misma duración de los 6 meses, pero tenemos un problema en medio con los compromisos de la selección y eso es lo que nos afecta. No sabemos si el Pomares tendrá el mismo atractivo para la gente, nosotros lo que hacemos es acomodarnos a la recomendación que nos dieron”, detalló Carlos Reyes, comisionado de la CNBS.

Pomares de verano

El Pomares de verano arrancará el 8 de febrero y deberá finalizar el 24 de mayo. Para esta primera parte de la competencia se establecieron tres grupos. El bloque A lo conforman Nueva Segovia, Madriz, Estelí, Matagalpa, Jinotega y Bóer; el B lo integran la Costa Caribe, Chontales, Zelaya Central, Boaco, Río San Juan y Dantos; mientras que en el C están Granada, Rivas, Carazo, Masaya, Chinandega y León.

Habrá un impase de casi 3 meses entre cada fase del nuevo Pomares. Archivo/END

Los equipos jugarán solo contra las escuadras de su mismo bloque, contra los que realizarán dos series hasta completar 30 encuentros. A los cuartos de final avanzarán los dos primeros lugares de cada grupo, más los dos conjuntos con mejor promedio de ganados y perdidos entre los terceros puestos. La semifinal será de cinco juegos a ganar tres y deberá arrancar el 9 de mayo, en tanto, la serie final está contemplada para jugarse al mejor de siete encuentros y a partir del 6 del mismo mes.

En esta fase se contempla una pausa en marzo por la participación de la selección en el Torneo Preolímpico de Beisbol y el Preclásico de Beisbol.

Al finalizar el Pomares de verano, habrá una pausa que abarcará finales de mayo y los meses de junio y julio, período en el que se pretende organizar a una liga de beisbol femenino a un torneo Sub-23, lo cual se decidirá más adelante, además se contemplan varias series internacionales para la selección de beisbol.

Fase de invierno

El Pomares de invierno está previsto para arrancar el 8 de agosto y deberá concluir a más tardar el 8 de noviembre.

Para esta fase estarían sembrados los ocho equipos que avanzaron a los cuartos de final del Pomares de verano y se buscará la forma de clasificar al menos a cuatro escuadras más para completar 12 equipos, aunque la CNBS hará la propuesta de que puedan participar las 18 escuadras.

La súper final Pomares 2020 enfrentará al campeón de verano e invierno, serie que se disputará a un máximo de siete juegos del 13 al 22 de noviembre.

De ser campeón de ambas fases el mismo equipo, este enfrentará en la súper final al subcampeón de los dos torneos con mejor balance de ganados y perdidos.

Toma forma el pomares sub-23

Este miércoles también se dieron detalles del Pomares Sub-23, que deberá arrancar el 12 de octubre y tendrá una duración de seis semanas con partidos pactados para sábado y domingo.

La súper final Pomares 2020 enfrentará al campeón de verano e invierno. Archivo/END

Para el Sub-23 se organizarán tres grupos, con Rivas, Carazo, Masaya y Bóer en el bloque A; la Costa Caribe, Dantos, Boaco y Chontales en el B; y León, Chinandega, Estelí y Matagalpa en el C.

La CNBS espera para este viernes la confirmación de los equipos, aunque la Costa Caribe, Carazo y Chinandega están en duda.