•  |
  •  |
  • END

Los Tiburones llegan de nuevo a Tipitapa hoy (10:00 a.m.) con dos misiones por cumplir: la principal, ratificar su pase a semifinal del “Pomares”, algo que se ve muy factible al reanudarse el juego que se suspendió el domingo por lluvia cuando vencía Granada 6x3 a Masaya, y con la posibilidad de aumentar el marcador, pues tenían las bases llenas.

Ganar significará ratificar su pase y eliminar al San Fernando, pero los granadinos necesitan más que eso. Es más urgente aún sacarle el otro duelo a Masaya, porque de esa forma empatarán con el Bóer (16-12) en ganados y perdidos y se tendría que definir quién será tercero y cuál el cuarto clasificado.

Los Tiburones quedarían en tercero y evitarían al Rivas en semifinales y se enfrentarán a Estelí. ¿Cómo sucede eso? A continuación lo explicamos.

Ese empate con 16-12 entre Bóer y Granada obliga a definir el tercer puesto en base a cómo quedaron en la serie entre ellos. El problema es que terminaron 4-4. En la primera vuelta Granada ganó tres y perdió uno ante los capitalinos, pero en la segunda fase, el Bóer le aplicó la misma dosis a sus más fieros rivales.

Según el sistema de competencia, el siguiente paso sería ver cuál de los dos anotó más carreras en sus duelos. En ese caso Granada anotó más de 40 y el Bóer se quedó a penas con un poco más de 20. De esa forma los Tiburones serían el tercer clasificado.

Sin embargo, tal como dijimos, ésa era la principal misión del Granada, clasificar a semifinales, aunque no la única. El siguiente paso será que Jimmy González (.416) recupere el liderato de bateo, que le arrebató este fin de semana Juan Oviedo (.420).

“Mi meta este año era quedar como el único con promedio arriba de .400, pero ya ven el rendimiento de Juan Oviedo, ha sido excelente, lo felicito, pero todavía tengo chance de quitárselo, y eso es lo que voy a hacer. No esperen toques de pelota porque varios títulos de bateo han quedado entre dicho cuando usan ese recurso, a mí que me dominen bateando, como siempre”, comentó Jimmy a Tirza Sáenz, de Radio La Primerísima.


Jimmy en ese juego que se reanuda hoy estaba de 3-0 ante el pitcheo de David Siézar y Marvin Zelaya. “Voy a alinear como primer bate en el siguiente partido para tener más posibilidad de ganarme ese título”, recalcó el tercera base de Granada.

Para quedarse con el título de bateo González tendría que irse de 4-3 en el segundo encuentro, lo que le daría .421 de promedio, superando a Oviedo, que tiene exactamente .4198 y se redondea en .420. No cabe duda que será un cierre dramático para Granada y Jimmy González, quien ha tenido un extraordinario torneo, y a última hora aflojó un poco, pero aún está a tiempo para recuperar el liderato.