•  |
  •  |
  • END

Samuel Eto’o, delantero camerunés del Barcelona, firmó ayer una declaración de intenciones sobre cómo debe actuar el Barcelona en el segundo tramo de la temporada, apelando a un fútbol más eficaz que resumió en un sencillo lema, “ganar, ganar y ganar; y me da igual cómo”.

Con su vehemencia habitual, Eto’o proclamó que rechaza “todo lo que no sea ganar”, y apostó por un juego mucho más efectivo, olvidando la elaboración o el toque si es necesario. “No vale todo lo que hacíamos antes”, expresó el delantero, “el público viene al campo a ver ganar, y da igual cómo. Tenemos necesidad de ganar, de sacar los puntos. Quiero ganar, ganar y ganar, aunque sea jugando mal. Lo único que me vale son los puntos”.

El camerunés se apuntó a la filosofía de un fútbol práctico y recordó que la plantilla del Barcelona está diseñada para ganar títulos, y que ese debe ser su único objetivo. “Eso es lo que quiere el público. Y para ello, hay que sacarlo todo adelante, sumar, avanzar, da igual cómo”, reflejó.

“A veces nos obsesionamos con querer tocar, tocar y tocar. Pero si no marcas, da igual lo que has hecho. Al final, lo que cuenta son los títulos. Si ganamos alguno, las calles volverán a estar llenas de gente”, insistió.

El propio Eto’o puso un ejemplo, correspondiente al último clásico ante el Madrid (0-1). “Al final del partido, le dije a un compañero que colgase el balón al área, para buscar un rebote o un remate, pero no nos salía porque estamos acostumbrados a tocar. Pero el fútbol es realidad y goles”, comentó.

Así, Eto’o sostuvo que el Barcelona aún tiene opciones de convertirse en el campeón de la Liga pese a los siete puntos de ventaja del Real Madrid. Subrayó, pese a todo, que el equipo azulgrana está obligado a esforzarse al máximo y “saber que todos los partidos serán finales”.

“Lo último que se pierde es la esperanza”, insistió, “los años en los que ganábamos casi fácil han quedado atrás, ahora tenemos que superarnos. Y si al final lo logras, te das cuenta de que puedes darle la vuelta a cualquier cosa”.

Aunque perder el clásico ante el Real Madrid fue, según Eto’o, “durísimo”, una victoria en ese partido “no asegura la Liga, aunque sirve para la autoestima”. Con siete puntos de desventaja, el camerunés pidió que si el Barcelona no gana la Liga, “que sude el que la tenga que ganar por que nosotros hayamos aprovechado al máximo nuestras opciones. El que gane, que sufra hasta el último día”.

En su intento de reactivar al equipo, Eto’o también apeló al apoyo de la afición. Pidió a la hinchada más aliento porque “es ahora cuando la gente nos debe demostrar que está con nosotros”.

Cuestionada la labor de Frank Rijkaard y el liderazgo de Ronaldinho, Eto’o defendió la autoridad de ambos –-”no hay que cambiar a nadie”-- y apeló a la fuerza mental como elemento clave en el intento de la remontada. “La diferencia entre un jugador medio y un campeón está aquí”, expresó, señalándose la sien.

En su defensa de Ronaldinho, Eto’o comparó el rendimiento del brasileño con la bolsa de valores. “Sube y baja, pero detrás pasan muchas cosas. Los que invierten y tienen dinero ahí saben qué cantidades se manejan. Nosotros sabemos cuánto vale ‘Ronnie’ y lo que puede aportar”.

El camerunés también aconsejó a su compañero “que haga su vida” sin prestar atención a los comentarios que genera su figura. “Lo que ha hecho para el fútbol la gente se lo tiene que agradecer”, comentó Eto’o, quien también opinó que las críticas al brasileño proceden, sobre todo, de la prensa.

Convocado por Camerún para jugar la Copa de África, Eto’o explicó que el Barcelona ultima con la federación camerunesa los detalles del viaje, y desveló que “en las próximas 48 horas” sabrá con exactitud qué día debe incorporarse a su selección.

En vísperas de viajar a Mallorca para medirse al equipo balear en la penúltima jornada de la primera vuelta, Eto’o volvió a expresar su buen recuerdo de la isla y su agradecimiento “a quienes me dieron la oportunidad de trabajar en esto”.