•  |
  •  |
  • END

dplay@ibw.com.ni

El manager de los Tiburones, Huberth Silva, no trata de esconder su incomodidad por haber perdido el primer juego frente al Estelí, pese a que utilizó al derecho Armando Hernández, el mayor factor de seguridad en el torneo. Desde esa derrota de 1x0, Huberth no duerme, siente picazón, aunque no lo admite.

¿Están asustados?

No, pero ese resultado nos provocó un impacto, porque nunca pensamos que el muchacho García sería capaz de controlar nuestro bateo. Eso nos confirmó lo difícil que es el pitcheo zurdo que tienen, y una prueba de ello fue ver cómo eliminaron a un equipo muy bien estructurado como es el Bóer.


Entonces, ¿la presencia de Mario Peña en el segundo duelo los tiene asustados?
No, de ninguna manera, pero no vamos a subestimarlo porque es un pitcher efectivo y valiente, que ha madurado. Este zurdo perteneció a mi grupo y lo conozco bien, así que sabemos que será un hueso duro.

¿Qué tan confiable es el Julio Raudez actual?

Obviamente, no tiene la fortaleza de antes, pero sigue siendo un pitcher de agallas que tira strikes, dispone de recursos y domina. Su brazo sigue siendo confiable.


¿Qué variantes vas a aplicar después de haber salido asustado por García en el primer juego?
No, no nos asustamos, pero hay que introducir variantes. Chico Hernández va a jugar la primera base; Martín Alemán regresa detrás del plato porque es el catcher de Raudez; Garth va a segunda por Sevilla y Acuña será el designado. Tendremos otro cuadro y un line-up más agresivo.


¿Te preocupa ir a Estelí tratando de evitar quedar atrás 0-2?
Estelí es más difícil en su campo. Lo sabemos todos, pero aun estando conscientes de eso, confío en el material que tengo a mano. Son capaces de ganar en cualquier terreno. Contra el veneno de Peña estará el ajuste de nuestro bateo.

¿Quién detrás de Raudez?

Si se trata de un relevo largo, va Róger Marín, pero si es para cerrar el juego, puedo seleccionar entre Oscar Gómez y Cairo Murillo. Espero que Raudez camine lo suficientemente largo.

¿Cómo vas a manejar la rotación?

Después de Raudez, voy con Armando Hernández el sábado y con el zurdo Juan Pablo López el lunes. No tengo problemas de pitcheo”.

¿Qué no te gusta de esta serie?

El tiempo muerto entre el juego uno y el dos, y luego entre el cuatro y el cinco. Yo prefiero jugar seguido, para mantener el calor. Claro, esto también afecta al Estelí, porque puede cortarle el impulso después de terminar con el Bóer y abrir ganando.

Hubert Silva se ve tranquilo. Confía en sus Tiburones. Pero si pierde hoy, no podrá negar estar asustado.