•  |
  •  |
  • END

Después de haber estado unos días en casa, Vicente Padilla regresó al campamento de los crecidos Rangers, y hoy estará lanzando contra los siempre peligrosos Gemelos de Minnesota, buscando su octava victoria de la campaña.

“Estoy bien físicamente, mi hombro ha respondido y voy a fondo sin restricciones en esta segunda parte. Trabajaré todo lo que se pueda para mantenerme bien afilado. Tenemos un gran estímulo, y es la posibilidad de avanzar a los playoffs... Vine a ver a mi gente, pero entrené, no me descuidé en la preparación. Estoy defendiendo mi presente pensando en el futuro, sobre todo en un año clave como es éste, con la posibilidad de pasar a ser un agente libre”, manifestó antes de partir, mostrando suficiente confianza.


¿Seguís incómodo por haber sido colocado a la disposición de los otros equipos?
No, aquí no hay tiempo para molestarse. Hay que tomar las cosas como son en un negocio como es el béisbol. Tengo largo rato de estar aquí y sé cómo funciona el negocio. Nunca estás seguro en ningún lado, ni siquiera rindiendo al máximo. Lo mío es trabajar para que el equipo salga adelante, ellos saben lo que puedo hacer y lo que no.


Ésta es tu última temporada con Texas, y el contrato establece que la primera opción la tienen ellos para 2010. De eso va a depender si continúas o no con el equipo.

No sé qué pueda suceder una vez que termine la temporada. A lo mejor hay otros equipos que estén interesados en mi trabajo, pero por ahora, mi mente está en trabajar duro, mejorar el repertorio, observar lo más posible y pitchear para ganar. Ya veremos lo que pasa”.


¿Cuál es tú valoración sobre esta primera parte de la temporada?
Estoy satisfecho porque he trabajado bien, pero he tenido poca suerte. Considero que con un mejor respaldo hubiese ganado más juegos, sin embargo, lo bueno, lo alentador, es ver al equipo con posibilidades de postemporada.


Después de los golpes a Teixeira, que provocaron muchos señalamientos, ¿estás pitcheando con más cuidado?
No, no voy a cambiar. Todos saben que soy un lanzador que tiro mucho adentro, tratando de evitar que me roben espacio en el plato. Dejar de hacerlo es cederles espacio a los bateadores para que te ataquen. El béisbol es un deporte con muchos riesgos, tanto para pitcheres como bateadores.


Fue un gesto dedicarle tu último partido a Alexis Argüello.

Imaginate. Es el más grande atleta que hemos tenido y se merece todo tipo de reconocimientos. La noticia me sorprendió, no podía creer que hubiera decido hacer algo así. Lo he lamentado mucho.

Esta noche va Vicente frente a los Gemelos, todos estaremos pendientes de cada uno de sus lanzamientos.