•  |
  •  |
  • END

El campeón mundial Román “Chocolate” González regresó a Nicaragua seguro que hizo una de sus mejores peleas en su carrera, y “sólo porque protegieron a Katsunari Takayama en los últimos rounds no terminó noqueado, porque desde el noveno estaba listo”.

Entre mariachis, una buena cantidad de aficionados y periodistas esperándolo en el aeropuerto, arribó el monarca al país, pero fueron pocos los minutos que habló antes de que la Policía lo sacará de forma abrupta entre un tumulto.

“Pensé que lo noqueaba en el quinto porque antes del pesaje y de la pelea, miré que estaba más fuerte que él, pero asimiló al principio los golpes... Sabía que no había manera que me quitara el título hasta cuando me resentí la mano en el sexto round, cuando lo rompí, pero no le puse mente a eso”, dijo González.

“Takayama quería abandonar, lo sentí después que le provoqué la herida, pero al final lo protegieron mucho. En el round diez estaba noqueado y en el once fue caída, pero dijeron que se resbaló, pero él sabía que estaba perdido”, explicó.

El plan de Román es buscar una unificación de título para su próxima pelea, inclusive enfrentar a Juan Palacios, el campeón interino del CMB, “peleo contra cualquiera”, sin embargo su apoderado, Silvio Conrado Jr., desestimó esa opción y aseguró que de hacerse unificación, “me gustaría contra Raúl “Rayito” García.

“No lo veo bien que se enfrenten los dos campeones nicas. Hay muchas cosas todavía por definir, aunque lo más probable es una opcional, pero por ahora no hay nada. Lo que sí puedo decirles, es que esta pelea es una de las que más me ha gustado de Román porque venció a un rival de calibre y además lució en gran forma”, explicó Conrado.