•  |
  •  |
  • END

Después del partido contra Panamá, el delantero Blas Pérez y el defensa Felipe Baloy buscaron con insistencia dentro y fuera del camerino de la Azul y Blanco al jugador número 10.

“Quiero hablar con el 10 de Nicaragua”, decía Baloy con cierta timidez en la puerta del camerino, Wilson, un tanto extrañado, llegó para responder al llamado y cuál fue su sorpresa al encontrar al canalero, quien sin titubear le estrechó la mano y lo felicitó “porque jugás muy bien al fútbol. Felicidades, sos un gran jugador”.

Pero no fue el único que mostró interés en el nica, antes de arrancar la Copa Oro y más ahora, Wilson está sonando con insistencia para ser contratado por la Liga Alajuelense de Costa Rica y de por medio ya está un representante de jugadores de Centroamérica, Oscar Ruiz.

Sin embargo, Ruiz no es el único, hay otros tres representantes que están bajo la misma idea de aprovechar el interés que tiene la Liga en Samuel para arreglar un buen contrato para el chinandegano que juega con el Real Estelí.

“Han sido constantes las llamadas de estos cuatro representantes y lo que aseguran es que dependerá de Samuel irse a la Liga”, comentó Helmuth Hurtado, Gerente General del Real Estelí.

La próxima semana será clave para definir el destino de Samuel, al igual que el de Armando Collado, quien también recibió una oferta para irse a probar al FAS de El Salvador el domingo 26 de julio, lo mismo que Rudel Calero.

“El FAS está necesitando un centrodelantero con urgencia, y ya le echaron el ojo a Calero. Entiendo que Rudel debe moverse la próxima semana a El Salvador para irse a probar y decidir si se queda con el equipo”, agregó Helmuth.

Ruiz, de origen guatemalteco, se ha convertido en el principal contacto de los nicas en esta nueva aventura, aunque la gran interrogante es saber si los jugadores tomarán el riesgo de dejar Nicaragua y buscar nuevos horizontes.

El asunto es que hace dos años el propio Samuel Wilson estuvo en el Olanchano de Honduras y no logró la repercusión que se esperaba, algo similar ocurrió con Wilber Sánchez en el San Salvador y Emilio Palacios con el Independiente.

Por su parte, Collado estuvo también en el fútbol salvadoreño con el Once Municipal y el Nejapa, pero en este último perdió la titularidad después de los encuentros eliminatorios mundialistas frente Antillas Holandesas en 2008.