•  |
  •  |
  • END

En una acción sorpresiva, Emmett Lang Salmerón se retiró apenas la asamblea decidió que escogería en votación pública y no secreta a su nuevo presidente de Feniba, por lo que le quedó libre el camino al candidato, Adolfo Marenco, quien se convirtió desde ayer en el relevo del legendario Carlos García para presidir la silla de la máxima dirigencia del deporte rey.

Las causas de esa abrupta decisión de Emmett por lo que abandonó el auditorio del IND, fueron unas supuestas series de maniobras que aseguró el dirigente iban desde el cambio de votantes de última hora de algunos departamentos, hasta la influencia que ejercería Marenco en los delegados de Feniba con el voto público.

“Hubo una serie de movimientos en Carazo, Madriz, en la misma asamblea en la forma de decidir la votación que no lo veo justo para hacer la mejor elección y no estoy interesado de participar en estas elecciones avalando ese tipo de maniobras. Por ejemplo de los departamentos hubo varios que no vinieron porque los cambiaron”, reiteró Lang.

Incluso aseguró Emmett que se entregaron algunos recursos y prebendas a los votantes para que inclinaran su decisión. Marenco además que negó las acusaciones y pidió pruebas de los señalamientos, dijo que él recibió llamadas de personas importantes de nuestro país para “sugerirle” que se juntara en la misma vía con Lang para estas elecciones. Emmett negó que él jamás haya usado influencias gubernamentales para hacer desistir a Adolfo a su candidatura y más bien señaló que su campaña siempre estuvo dirigida hacia la transparencia.

Explicó Lang sin descalificar a Marenco, que “soy un dirigente calificado para el puesto de presidente de Feniba, me avalan los campeonatos nacionales que he dirigido, subcampeonatos mundiales bajo mi mando y cargos importantes a nivel internacional”.

Con el tema ampliamente abordado y negando Lang Salmerón que impugnará las elecciones o que las desconocería como presidente del CON, Marenco expresó que esta era en Feniba será distinta en transparencia, en la decisión de todos los federados para distribuir y manejar los recursos y enfocar el trabajo en las categorías menores donde está la base de nuestro béisbol.

A la par de Marenco fueron electos, Nemesio Porras como vicepresidente, por cierto con un amplio respaldo de 78 votos de 89 posibles, Juan Agustín Orozco secretario General, Felipe Gurdián Tesorero, Edgard Matamoros Fiscal y Ramón Rodríguez y Fernando Rivas en la función de primero y segundo vocal, respectivamente.