•  |
  •  |
  • END

Desde Miami
Por fin esta ciudad tendrá su propio estadio de “béisbol”. Este sábado 18 de julio, bajo el candente sol se dieron cita en los antiguos terrenos del que fue el “Orange Bowl”, las principales autoridades de la ciudad y del condado.

Ahí estaba la plana mayor de los Marlins, el comisionado de Béisbol de Grandes Ligas, Bud Selig y un centenar de fanáticos para colocar la primera piedra de lo que será el nuevo estadio de los Miami Marlins.

Este parque reemplazará al legendario “Orange Bowl” en la pequeña Habana, cerca del downtown y estará listo para inaugurarse en el mes de abril de 2012.

La nueva infraestructura tendrá 37,000 asientos y un techo retractable para proteger a los espectadores del sol y la lluvia, e inevitablemente cambiará la percepción del béisbol en el verano de la Florida, para las próximas generaciones.

Una única combinación de vidrio y metal serán la faceta de esta moderna escultura.

La infraestructura será concebida como un abstracto de la combinación de agua y tierra, simbólicamente representando el paisaje de la costa de Miami. El techo será el componente movible de la escultura, ejecutándose como tres paneles separados para proveer sombra y protección contra el clima impredecible para todos los espectadores.

Datos del Estadio. Además de su capacidad, que será de 37,000 asientos ubicados en tres áreas, tendrá entre otras cosas, 42 palcos de lujo, otros ocho para festividades, cuatro tiendas a nivel de la calle, varios restaurantes de lujo, posiblemente un hotel y su pizarra será de vídeo de alta definición, según el arquitecto Earl Santee, quien es uno de los más experimentados en el diseño de estadios de béisbol en el mundo.

El nuevo estadio es una “galería urbana” llena de colores y luz, un reflejo de la cultura diversa de Miami.

El costo del estadio anda redondeando un poco más de 400 millones de dólares, financiado en parte por la ciudad, el condado y los Marlins.

Como nota curiosa este techo retractable será solamente el quinto construido sobre un estadio en los Estados Unidos.

La movilización de los 560 pies de lado a lado (que cubrirá el techo) será de 13 minutos para llegar a posición completamente abierta o completamente cerrada. Esta ceremonia (para los fanáticos hispanos) estuvo conducida por el miembro del salón de la fama y narrador estrella de los Marlins, “Felo Ramírez”.