Francisco Jarquín Soto
  •  |
  •  |
  • END

Desde su arribo al spring training con los Padres, para Everth Cabrera la palabra reto o la frase casi imposible debió percibirlas tantas veces de los incrédulos, que seguramente le inspiraron para aferrarse más a la idea de demostrar que podía quedarse en las Mayores.

Ahora está escribiendo su historia con una letra maravillosa, pero claro, peleando día a día con las dificultades que normalmente pasa un novato en las Grandes Ligas, que por cierto, antes sólo había tenido como su máximo nivel Clase A media.

Este lunes el nica conectó su quinto doble de la campaña en el primer episodio, y aunque no anotó, frenó una racha de nueve turnos sin conectar de hit como primer bate.

Se fue de 3-1 con un boleto y un ponche, mientras San Diego caía 3x2 ante los Marlins.

En sus primeras apariciones ayer, siempre contra Florida, Cabrera recibió base y anotó por sencillo de Adrián González, pero luego falló en el tercero en rola a primera y elevó al derecho en el quinto, que lo dejó --a la hora de nuestro cierre-- con promedio de .233, por 27 hits en 116 turnos, con 20 anotadas, 13 boletos, tres triples, 11 remolques y 23 ponches. Los Padres perdían 3x1.