•  |
  •  |
  • END

Afp / Madrid

El número dos del mundo del tenis, Rafael Nadal, que volvió a entrenar este lunes después de varias semanas de descanso por tendinitis en ambas rodillas, se auguró una temporada “difícil” hasta fin de año.

“Aunque esté ya el ciento por ciento, hay que ser realistas. Lo que queda de temporada va a ser difícil porque después de haber parado un mes, que van a ser casi dos, uno pierde el ritmo de la competición, mientras los otros han seguido”, declaró Rafa tras su entrenamiento en su ciudad, Manacor, en la isla española de Mallorca.

Pero el ex número uno del mundo apuntó que tiene “una ventaja” sobre su rival, Róger Federer: “Tengo 23 años”, frente a los 27 del suizo, actual número uno mundial, quien destronó al español a comienzos de mes.

Federer ganó este año el torneo de Roland Garros, que Nadal dejó en octavos de final, y también el de Wimbledon, que no jugó el español.

La de este lunes fue “una pequeña toma de contacto sin forzar, sólo lo justo para ver qué tal me encuentro”, aclaró el tenista, que se dijo “contento”.

Nadal cuenta con volver a la competición en el torneo Masters 1000 de Montreal (Canadá), el 8 de agosto.

El español, que ganó el Open de Australia a comienzos de año, espera imponerse en el Open de Estados Unidos, a finales de agosto en Flushing Meadows.