•  |
  •  |
  • END

Los últimos días han sido de agonía para Everth Cabrera, no se le mira ajustado en el cajón de bateo y por momentos da la impresión que estar como primer bate lo ha estado asfixiando. Han sido muy pocos los hits que ha conectado desde su arribo como leadoff de los Padres de San Diego y ayer fue removido como segundo en la alineación.

El asunto es que pasó muchos apuros en los primeros turnos, se ponchó tirándole a una bola malísima en el primer episodio, se tragó otro ponche abriendo tanda en el cuarto, pero esta vez viéndola pasar ante los envíos del zurdo Cole Hamels.

En ese inning San Diego hizo un rally de tres carreras para acercarse en el marcador 4x3 ante los Filis, sin embargo Filadelfia ripostó con cuatro en el cierre de esa entrada. Cabrera se embasó por base en el sexto sin ninguna consecuencia, y en el octavo disparó sencillo al jardín central con el que remolcó desde segunda a Tony Gwynn Jr.

Antes de este incogible el nica tenía 12 turnos sin conectar de hit, mientras dejaba su promedio en .224, con 28 hits en 125 turnos. Llegó a 12 remolques, 14 boletos y 26 ponches en 37 partidos jugados. Los Padres perdieron 9x4, su quinta derrota al hilo, para Filadelfia su novena victoria en los últimos diez juegos.

Britton encendido

Por segundo día consecutivo Dwight Britton conectó de cuadrangular con el Pulaski de Rookie League, su tercero en dos días, además bateó de 5-4, remolcó cinco, anotó dos, tuvo el infaltable ponche (88), pero mejoró su average a .293, con 27 imparables en 92 visitas oficiales. En la campaña tiene seis jonrones, superado sólo por uno del líder de la liga, pero con 30 turnos menos. Pulaski venció 9x7 al Kingsport.

En los últimos dos juegos Britton tiene tres vuelacercas, siete remolques, cuatro anotadas y dos ponches. Resume seis hits en nueve turnos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus