• |
  • |
  • END

Separados apenas por dos milésimas, Manuel Mejía y Ofilio Castro, los dos mejores bateadores del IV Campeonato de Béisbol de la Liga Profesional, estarán esta noche en el Estadio Nacional, donde el Bóer y el San Fernando disputarán el último partido de su serie particular.

Mejía es líder de bateo con .355 y Ofilio le sigue con .353, en la más cerrada lucha por el cetro de bateo de la Profesional, que puede cambiar de mano en cualquier momento.

Estamos en la recta final de la fase regular y ambos peloteros darán lo mejor de sí para conseguirlo.

“Pienso en el título de bateo, pero al mismo tiempo pienso en la clasificación del equipo”, dijo Ofilio Castro al ser consultado por esa posibilidad, después de que fue subcampeón en 2005, y que este año perdió mucho terreno en diciembre, cuando el equipo luchaba a brazo partido por la clasificación.

“Si pongo ambas cosas sobre una balanza, obviamente que jugar para mi equipo tiene mayor significado. Pero si lograra ambas cosas sería fantástico para mí”.

¿Actualmente Manuel Mejía te saca ventaja de dos milésimas, como visualizás la final de ésta contienda?
“Él es un gran bateador. Yo podría pensar que jamás lo he visto deslucir ante pitcheo alguno, pero sabemos que en esta recta final el que se presiona va a caer, y mi opinión es que el mejor quedará con esa distinción que todos deseamos.”

Ésta es la primera vez en la actual Liga Profesional que un nica y un extranjero disputan el título de bateo, y con una distancia cortísima, pues el liderato puede cambiarse en un turno y decidir por las milésimas… Si Ofilio batea hoy de 1-1, sube a .356 y si Mejía se va de 1-0, baja a .353. Pero tienen por los menos veinte turnos cada uno para definir al campeón de bateo.

Adolfo Matamoros fue el primer campeón de bateo de esta Profesional, con promedio récord de .378, aventajando por 71 centésimas a su más cercano rival, que fue Ofilio Castro. En la segunda temporada, el cubano Bárbaro Cañizares le ganó el título al dominicano Wilson Batista, promediando .352 contra .333, una ventaja de 19 centésimas. Y la temporada pasada, el título se lo llevó Justo Rivas, con su .377, aventajando por 33 centésimas a su compañero de equipo Esteban Ramírez (.344), que se había mantenido en la cumbre a lo largo de la temporada.

Desde hoy en el Estadio Nacional, cuando se enfrenten Bóer y San Fernando, la lucha por el título de bateo entre Manuel Mejía y Ofilio Castro será el centro de atención… Obviamente, los fernandinos tienen también la oportunidad de sellar su pase a la Final, ya sea ganando, o que el León les haga el favor de eliminar al Chinandega en la ciudad de Chinandega.