•  |
  •  |
  • END

El costo de la cuarta y última edición que se efectuó de la Liga Nicaragüense de Béisbol Profesional (LNBP) anduvo por un millón 200 mil dólares, aseguró el presidente de la directiva del Bóer, Bayardo Arce. Un precio demasiado elevado como para poder sostenerla un año más.

Por eso no se jugó en 2008 y estaba la incertidumbre si se haría este año, pero directivos del Bóer, León y Chinandega, confirmaron ayer con el respaldo de un grupo fuerte de empresarios, que el torneo va, y sumarán al nuevo proyecto el equipo Orientales (Granada) para sustituir al desaparecido San Fernando, pues sus dirigentes no respondieron a ninguna de las convocatorias que le hicieron los socios de la LNBP bajo la intención de encontrar la forma de revivir la liga.

Pero esta quinta edición (LNBP) no será igual a las anteriores. Ningún equipo manejará publicidad, planilla o dinero para cubrir gastos de energía, transporte, comida, etc.

Explica Arce, “que los conjuntos se ocuparán únicamente del asunto técnico y se definirá una gerencia de la liga que se encargará de las finanzas de los cuatro clubes. Eso para poner orden y garantizar que los jugadores no pasen problemas con su salario a final de la temporada, como ha ocurrido”.

Todo ingreso entrará a una especie de bolsón que se utilizará para solventar las necesidades de los equipos. Esta decisión se debe a la crisis económica mundial y local.

“Sólo de esta manera podía hacerse la Liga Profesional reduciendo costos al máximo. Las nóminas, por ejemplo, se pagarán con el mismo salario del ‘Pomares’, cada equipo protegerá a cinco jugadores poniéndose de acuerdo con ellos y el resto queda libre a negociar, pero tomen en cuenta que todos le van a ofrecer la misma cantidad, ahí sólo dependerá de dónde el jugador se sentirá mejor”, agregó el dirigente del Bóer.

Los nicas que juegan en las menores se repartirán por sorteo para ver en qué equipo quedan y su pago será acorde al salario que devengan en la categoría donde juegan.

Otra disposición importante es que cada conjunto debe inscribir a cinco juveniles para procurar su desarrollo, mientras que los extranjeros serán tres por cada club, pero bajo la premisa que ninguno debe recibir un salario mayor a los dos mil dólares.

Al igual que otros años, la competencia será de 54 partidos, cantándose el play ball el 23 de octubre con cada equipo teniendo dos sedes. El Bóer podrá jugar en el Estadio Denis Martínez, luego que le hagan remodelaciones en las torres y graderías. Pero también los capitalinos deben jugar en Tipitapa.

Los Tigres lo harán en Chinandega y Estelí, León aún no se conoce cuál será su otro estadio, mientras que los Orientales podrían alternar sus juegos en Granada y Rivas.