Edgard Tijerino
  •  |
  •  |
  • END

¿Y qué creíamos, que no había forma de parar el furor ofensivo desplegado por Everth Cabrera? Cierto, nos sentimos navegando alegre y ruidosamente encima de un oleaje de excitación incontrolable, mientras el prospecto pinolero entraba y salía en esa fabrica de petardos que es el cajón de bateo, que estuvimos a punto de perder de vista algo obvio: él es de apellido Cabrera, no Dimaggio, aquel que en 1941 fue capaz de estar hiteando juego tras juego hasta establecer la marca de 56 consecutivos.

Cabrera se fue de 5-0 ayer contra el pitcheo rojo, descendiendo de 267 a 258 puntos, ponchándose dos veces y dejando a cinco en las bases. Una pausa durante el juego que los Padres le ganaron 7-4 a los Rojos de Cincinnati, con cuatro remolques del guardabosques Will Venable y pitcheo de Tim Stauffer, quien supo desvanecer siete imparables en igual número de entradas, permitiendo sólo una carrera, antes que Mike Ekstrom cediera tres más en el cierre del juego.

El abridor de los Rojos fue el veloz tirador derecho dominicano Johnny Cueto, que venía de perder tres juegos consecutivos y soportar 20 carreras en sus últimas cuatro aperturas. Cueto sufrió su octava derrota por igual número de victorias, con su efectividad quebrándose de 3.78 a 4.06, en un alarmante bajón de rendimiento, después de haber presentado un balance de 8-4, cargado de excelentes expectativas.

Regresando como lead-off para tomar el mayor número de turnos y sacarle provecho a su estupenda agresividad, Cabrera se ponchó con tres lanzamientos en el primer inning; con un elevado al center, cerró el segundo episodio; siempre frente a Cueto, roleteó hacia el inicialista Joey Votto en el cuarto; en tanto en el sexto, contra los disparos del relevista derecho californiano de 26 años, Carlos Fischer, falló en linea al jardín derecho; y finalmente, fue ponchado por Fischer después de dos faules en el séptimo.

Así que Cabrera fue neutralizado viendo cortarse en cinco juegos su racha hiteadora. De pronto, en medio de un interés multiplicado por su impulso ofensivo, recordamos que no tiene parentezco con Dimaggio, y que mientras continúa creciendo como big leaguer, y aún estableciéndose, su ritmo no será inalterable. Con 39 cohetes en 151 veces al bate durante los 44 juegos en que ha participado, Everth registra 258 puntos, y hoy estará frente al veterano derecho de 35 años, Braden Looper, al iniciarse la serie entre los Padres y los Cerveceros de Milwaukee en San Diego, a las 8.05 hora nica.

Mientras Cabrera amaneció hoy haciendo swings en busca de ajustes, el derecho Vicente Padilla todavía busca una completa recuperación del problema de salud que lo afectó, y podría permanecer al margen de la cuartilla, si los Rangers de Texas, que lo tienen anunciado para hoy, no lo ven en condiciones, como ocurrió ayer, y deciden utilizar a su estelar Kevin Millwood, con balance de 9-7 y 3.39 en carreras limpias, para enfrentarse a Jason Vargas de Seattle.


dplay@ibw.com.ni