•  |
  •  |
  • END

La preselección nacional de béisbol sufrió una baja importantísima ayer luego que se conociera la salida de Ronald Garth por problemas en su mano izquierda, que lo obligará a someterse a una operación en los próximos días, aunque el cuándo, dependerá del respaldo económico que le brinden los dirigentes del Granada.

“Esta mala noticia debilita más el infield de la Preselección. Es grave que con tan poca gente, se sufra la lesión de un jugador como Garth, con quien se estaban haciendo planes para el Mundial que se iniciará en Croacia. Ahora no podemos contar con él, porque para empezar no sabemos cuándo le harán la operación, cuánto tiempo necesitará para recuperarse y la verdad es que no hay tiempo para esperarlo”, comentó el manager Davis Hodgson.

Para colmo de males, según el diagnóstico del doctor de la preselección, el yeso que le ubicaron a Garth no ayudó mucho a reparar la fractura y más bien la empeoró.

“El problema del infield lo veo con pronósticos reservados por la salida de Garth porque reduce más el personal. Ahora hay que esperar más que nunca la llegada de Ofilio Castro para solventar la escasez de peloteros en esa zona. Ofilio nos expresó su interés de jugar, lo bueno es que aparentemente no necesita el permiso de las Grandes Ligas para unirse al equipo y eso nos garantiza su presencia”, agregó el mentor.

Garth es un jugador que resuelve en segunda, tercera e incluso primera base. Además con su madero era un elemento valioso. “Estamos pensando en algunas variantes para el infield con Juan Oviedo en primera o Sandor Guido cuando el pítcher sea derecho, para tercera Jimmy u Ofilio todavía veremos cómo lo definimos en su momento”, dijo Davis.