• |
  • |
  • END

USA TODAY
Roger Clemens dijo durante una entrevista con 60 Minutes el domingo que nunca fue inyectado con medicinas ilegales que realzaban el rendimiento por parte de su ex entrenador y no sabe qué puede hacer para demostrar su inocencia.

"Nunca ocurrió", dijo Clemens al corresponsal de la CBS Mike Wallace. "¿Y si me inyecté todas estas agujas y estos esteroides y todas estas drogas, dónde los conseguí? Dónde está la persona que me los dio? Por favor, por favor preséntese."

Clemens, un siete veces ganador del premio Cy Young con 354 victorias en su carrera, ha cuestionado las declaraciones de su ex entrenador, Brian McNamee, que dijo al ex senador George Mitchell que inyectó a Clemens con esteroides en 1998 y con esteroides y hormona de crecimiento humana en 2000 y 2001. Mitchell sacó a relucir su informe sobre drogas ilegales que aumentan el rendimiento en el béisbol el mes pasado.

Durante su primera entrevista con la prensa, que fue grabada el 28 de diciembre en la casa de Clemens en Katy, Texas, Wallace preguntó a Clemens sobre las acusaciones específicas que McNamee hace en el informe de Mitchell. En cada una de las ocasiones Clemens dijo que usar esteroides “nunca ocurrió.

"Mi cuerpo nunca cambió", dijo Clemens. "Si él hubiera puesto esas cosas en mi cuerpo, si lo que él está diciendo, que es totalmente postizo, si él me hubiera hecho eso, debería tener una tercera oreja saliendo de mi frente. Debería estar jalando tractores con mis dientes."

Una de las pocas revelaciones en la entrevista muy publicitada vino cuando a Clemens le fue preguntado si posiblemente podía recibir una prueba de detector de mentiras.

"Sí", contestó. "No sé si son buenos o malos."

Clemens dijo que McNamee le inyectó vitaminas y calmantes, pero nada más. Dijo que tomó Vioxx, un calmante que se obtiene con receta médica y que fue retirado del mercado en 2004 debido a preocupaciones de seguridad.

"Yo comía Vioxx como si fueran caramelos. Y ahora que estas personas que lo están regulando supuestamente me dicen que era malo para mi corazón", dijo Clemens. "No sé lo que el futuro tiene previsto para mí, debido al medicamento que he consumido, pero confiaba en que no era perjudicial. Y no quería poner algo en mi cuerpo que fuera perjudicial."

Wallace señaló que el testimonio para Mitchell de McNamee pudo ser forzado debido a la amenaza de ser procesado criminalmente y preguntó a Clemens qué beneficios le traerían mentir sobre Clemens al entrenador.

Clemens dijo: "Bien, pienso que ha estado comprando y comerciando con esteroides."

Los abogados de McNamee dijeron la semana pasada que considerarían presentar una demanda judicial por difamación si Clemens llamara a McNamee un mentiroso en 60 Minutos. Los abogados indicaron que harían comentarios después del domingo.