•   ROMA  |
  •  |
  •  |
  • END

Con una actuación desafiante con un traje de baño supuestamente inferior, Phelps se consagró el sábado como el primer nadador que baja de los 50 segundos en los 100 metros mariposa para vencer al serbio con un tiempo de 49.82.

Cavic también bajó de los 50 segundos, pero sus 49.95 sólo fueron buenos para la medalla de plata. No estuvo tan cerca como el año pasado en los Juegos Olímpicos de Beijing donde Phelps ganó por una centésima de segundo y Cavic siempre insistió en que él había llegado primero.

Cuando Phelps vio su tiempo en el reloj del Foro Itálico elevó sus brazos al aire y gritó de alegría. Después golpeó la superficie del agua y se señaló su traje de baño Speedo LZR Racer, sin duda en referencia al ofrecimiento de Cavic de conseguirle uno de esos trajes de baño de poliuretano supuestamente más veloces para no tener ninguna excusa.

Pero Phelps hizo lo que tenía que hacer para ganar. “¿Cómo no me podría motivar? Cuando se dicen cosas, lo único que me queda es estimularme”, dijo el estadounidense a la NBC. “No hace más que motivarme y me encanta”. Los dos rivales finalmente se estrecharon la mano, pero eso fue todo. “Este es un testamento a Michael Phelps”, reconoció Cavic. “Puede hacerlo todo”.

En uno de los episodios más memorables en las olimpíadas en China, Phelps sacó una victoria de la galera en su brazada final para superar a Cavic por el mínimo margen posible. Sin esa victoria, Phelps no podría haber superado la marca de Spitz de siete medallas de oro en una olimpíada. Phelps terminó con ocho.

Phelps estableció el sábado el 37 récord mundial del certamen más veloz de la historia. El estadounidense conquistó así su cuarta medalla de oro en el certamen, además de la plata que aceptó a regañadientes después de perder con el alemán Paul Biedermann en los 200 libres.

A Phelps le queda una prueba, la posta de 400 combinados el domingo por la noche.

El brasileño Cielo ganó otra medalla de oro y se convirtió en el primer nadador en la historia en bajar de los 47 segundos en los 100 metros estilo libre al establecer otra plusmarca en el mundial de natación.

Cielo dijo que podía haber obtenido un tiempo más bajo, pero “de todos modos siento una felicidad indescriptible, es un sueño, siento que ha sido un premio para tantas fatigas que he hecho para llegar aquí”.

El brasileño César Cielo declaró que vive “la mejor temporada” de su vida, tras ganar el oro de los 50 metros libres del Mundial de natación, este sábado en Roma, con un crono de 21.08 que lo ubicó primero delante de los franceses Frédérick Bousquet (21.21) y Amaury Leveaux (21.25).