•  |
  •  |
  • END

Mundodeportivo.es

300 millones de cláusula y 9.5 millones de euros de ficha más incentivos. Ésas son las cifras que se pondrán en la mesa cuando Jorge Messi, que aterrizó ayer en Barcelona, negocie la próxima semana la revisión del contrato del mejor jugador del mundo. La cláusula se doblará --la actual es de 150 millones-- y pasará a ser la más alta de la plantilla, 50 millones de euros más que la de Zlatan Ibrahimovic. El sueldo también pasará a ser el más importante de la plantilla azulgrana.

Hasta ahora Leo percibía 8 millones de euros fijos más 2,6 millones por incentivos. La llegada de Zlatan, en cierto sentido, ha convertido al ariete sueco en el mejor pagado, con un fijo de 9 millones de euros. El Barça quiere ofrecer a Leo medio millón de euros más fijos más los incentivos mejorados, quiere el club blaugrana que el extremo sea el mejor pagado.

Estas cifras servirán para iniciar unas conversaciones apalabradas por la junta directiva con Jorge Messi y el propio jugador, aunque siempre de manera informal. Durante la parte final del campeonato, cada vez que Jorge se encontraba con el presidente le recordaba que tienen que sentarse a negociar. La llegada de Jorge a Los Ángeles para presenciar el partido entre los Galaxy y el Barça sirvió para emplazar al padre del futbolista argentino a una futura reunión de trabajo en donde queden totalmente perfiladas las bases del acuerdo, para después solucionar los flecos habituales en estos casos.


Su padre,
“muy tranquilo”

Hasta el momento, Txiki Begiristain no se había puesto en contacto con Jorge para tranquilizar al entorno del jugador, aunque como explica su padre, “estamos muy calmados porque fue el Barça el que la temporada pasada nos buscó en varias ocasiones para decirnos que renovaríamos en verano. Estamos muy tranquilos”.

Jorge estuvo conversando con Leo antes del partido y pudo saludar a parte del cuadro auxiliar, como por ejemplo Pepe Costa, responsable de la asistencia personal a los futbolistas, o Juanjo Brau, recuperador físico del equipo. Jorge estuvo charlando después del partido con su hijo, valorando no sólo el encuentro sino lo bien que se encuentra esta pretemporada.

El FC Barcelona es plenamente consciente del valor de tener al mejor jugador del mundo en la plantilla. Aunque los derechos de imagen corresponden 100% al jugador, el club percibe un 20% de todos los negocios que lleva Leo y son aceptados por el jugador.