•  |
  •  |
  • END

¿Qué hizo Cabrera? Se ha convertido en una pregunta de todos los días. Con los Padres tan alejados del liderato como Buenos Aires de Nueva York, nuestro interés se concentra en Cabrera, el brioso y crecido chavalo de Nandaime, que ayer, disparando un hit en tres turnos, alargó a seis su racha de juegos haciendo bulla, una marca personal, después de haber visto cortarse en cinco el furor ofensivo desplegado entre el 25 y el 29 de julio.

El nica fue boleado como lead-off por el abridor de Atlanta Tommy Hanson, y de inmediato se lanzó al robo de segunda, siendo atrapado por segunda vez en la campaña, al no controlar su deslizamiento; en el tercero, con tres y dos, roleteó a segunda; en el sexto, después de una bola, siempre contra Hanson, conectó doblete al jardín derecho; finalmente en el octavo fue ponchado por Mike González.

Cabrera bateó de 3-1, anotó su carrera 28 y descargó su doble número diez de la campaña.

Con su sexto triple, Cabrera igualó el mejor registro de Marvin Benard, logrado en la temporada de 2000, colocándose a cuatro de los diez disparados por David Green con los Cardenales en 1983. En esa misma campaña, Green robó 34 bases, 19 más que el total de 15 que muestra Cabrera como novato, pero David fue atrapado 16 veces. La máxima cifra de robos lograda por Benard fue 27 en 1999, siendo capturado 14 veces.

Es natural considerar que en 2010, jugando la temporada completa, Cabrera podría registrar un amplio crecimiento en triples y en estafas. El nica, con 46 hits en 171 veces al bate, entrando en acción en 50 juegos, presenta un promedio de 269 puntos, y hoy estará frente al pitcheo de los Mets de Nueva York.

Por si les interesa, ganó Atlanta 6x2 con un ataque de 14 hits.