Edgard Tijerino
  •  |
  •  |
  • END

¿Qué es lo extraño? No tienes ganas de hablar cuando has sido sacudido por tres vuela-cercas en apenas cinco entradas y dos tercios; cuando tu bola rápida ha sido predecible y sientes tu confianza agujereada; cuando has visto como un relevista que puede evitarte la derrota, llega a terminar de sepultarte. ¿Qué vas a decir sobre las ruinas de un juego permanente oscurecido? ¡Aquí fue Troya!

Vicente Padilla nunca ha sido locuaz, y no hay señales que pueda llegar a serlo, mucho menos cuando se mira con heridas abiertas, sangrando. En su primer inicio de cierre de temporada –dos últimos meses-, Vicente flaqueó, y buscando su novena victoria, sufrió su sexta derrota, mientras veía deteriorarse a 4.92 su porcentaje en carreras limpias.

Dichoso el árbol que es apenas sensitivo, dice Rubén en ese poema que conocen hasta las piedras. ¿Cómo encontrar ánimo para cambiar impresiones con los reporteros con tu brazo hecho astillas? Seguramente, Napoleón no ofreció ninguna Conferencia de Prensa regresando de Moscú con su ejército brutalmente diezmado.

“No siempre vas a tener tu mejor material”, dijo el mánager Washington de Padilla, agregando: “Claro, pudo haberlo hecho mejor”. El receptor Tylor Teagarden, consideró que “Padilla dejó un par de veces la pelota arriba con suficiente aceleración para ser golpeada con precisión y poder”.

La noche estuvo cargada de señales siniestras para Padilla. Antes de enfrentarse por vez primera al cuarto bateador del line-up menos jonronero de la Liga Americana, como es el Oakland con 86, ya estaba perdiendo 2-0 por hit de Rajai Davis y cuadrangular de Scott Hairston. Texas lo respaldó colocándose adelante 3-2, pero vuela cercas de Kurt Suzuki y Cliff Pennington, voltearon la pizarra 5-3, obligando a los Rangers a responder con el segundo jonrón del juego de David Murphy y batazo empujador de Josh Hamilton, equilibrando el marcador 5-5.

Con las esperanzas de los Rangers viajando a bordo del vagón de la inseguridad, Padilla fue sacudido por doble de Mark Ellis con un out, y después de ponchar a Pennington, fue reemplazado por el novato Neftalí Feliz. “Me salió el tiro por la culata”, dijo el mánager después del jonrón de Adam Kennedy sobre una recta humeante, colocando a Oakland definitivamente adelante 7-5. ¡Ah, si Feliz saca ese tercer out, el nica quedaba fuera de la decisión!

¿Ha perdido movimiento extra el pitcheo de poder de Padilla?
El pinolero está luciendo mejor, utilizando combinación de recursos, que metiendo el brazo a fondo. Obviamente, esto nos preocupa, porque se trata de su mejor arma, y porque, consciente que no tiene futuro con Texas, necesita impresionar en estos dos meses antes de aterrizar en la Agencia Libre para provocar interés.

Vicente volverá a la colina el próximo martes contra los debilitados Indios de Cleveland, que perdieron a Cliff Lee y Víctor Martínez, y con Texas necesitando que su pitcheo averiado durante esta racha de tres derrotas, funcione para poder retar a los Angelinos y pelear el puesto de “comodín”.

El ¿qué veremos de Padilla?, sigue siendo una agigantada intriga.