•  |
  •  |
  • END

Vicente Padilla estuvo disponible para responder a las preguntas que T.R. Sullivan hizo por medio de Jesse Sánchez a la página de MLB. A través del teléfono su tono era de molestia y frustración, pero sin dejar de pensar en la posibilidad de que podría terminar lanzando en otro equipo antes de que concluya la temporada.

“Esto es parte del negocio del béisbol”, dijo desde su casa de habitación. “Voy a mantenerme trabajando duro para lanzar. Todavía puedo lanzar. No es el fin”.

Padilla no pudo esconder su molestia con el Gerente general del equipo Jon Daniels. “Ellos dicen que soy mal compañero, eso es lo que ellos dicen, ellos están diciendo algo que no soy. No soy así ¿Por qué no existe un jugador que me lo diga en mi cara que soy un mal compañero?, si eso pasara hablo sobre eso”.

La noticia de su salida con los Rangers fue corta. Daniels, junto al manager Ron Washington, le informaron al nica de su status, Padilla simplemente dijo ok y dejó la reunión. Los Rangers quisieron saber si había entendido perfectamente su situación por medio del coach José Vásquez y éste les aseguró que todo estaba claro.

“Yo nunca me he sorprendido con este equipo”, agregó Vicente. “Yo estaba enfermo e hice todo lo que pude para regresar. Lance enfermo. La segunda vez que lo hice después de mi enfermedad me pasa esto. Estaba intentando regresar”.

Golpear a Kurt Suzuki después de soportar un jonrón de Scott Hairston fue considerado por los Atléticos como un lanzamiento intencional, más tarde golpeaban a Michael Young. “No fue intencional porque no voy a golpear a nadie con un slider de 84 millas. Ellos no pueden decirme que los quiero golpear con un slider, sí hubiese querido hacerlo no sería con un slider”.

“Dicen que me estaba riendo de que golpearan a Michael Young. Eso es loco. En ese momento yo estaba en el club house”, agrega el nica, quien tiene 49 golpeados desde el 2006 empatado en el primer lugar en las Grandes Ligas.

“Siempre digo que tiro adentro. Lo hago para que se muevan. Eso es natural. Tiro adentro con el segundo y tercer bateador así sea Sammy Sosa o Barry Bonds”.

Sullivan agrega en su nota que Texas no hará nada para cambiar a Padilla y que espera que alguien asuma su salario, pero su tiempo en Texas terminó.

“Es un buen momento. Los fanáticos me trataron bien. Yo no sé que les pasó a ellos este año. Nunca he tenido problemas en tres años que tengo en la organización. Voy a mantenerme entrenando, puedo lanzar con el que me de la oportunidad. ¿Ellos quieren lavarse las manos conmigo?, está bien”.

Jeff Wilson escribió en su nota del Star Telegram de la felicidad que tenían por la salida de Padilla de la organización. Marlon Byrd dijo: “Ya era hora” y algunos apretones de manos se podían ver entre los jugadores. Ian Kinsler fue más allá al decir “Felicidades”.

Kevin Sherrington del Dallas Morning News tituló en su nota: “Nadie va a extrañarlo”.