•  |
  •  |
  • END

ESPNdeportes.com

NUEVA YORK
Robinson Canó no se imagina jugando con otro equipo, ni esta temporada ni en el resto de su carrera.

"Me veo con los Yankees por mucho tiempo, por toda mi carrera. No me figuro en otro club", dijo Canó a ESPNdeportes.com el sábado en Yankee Stadium.

Las declaraciones de Canó, quien fue firmado y desarrollado por los Yankees desde el 2001, no tendrían ninguna relevancia, salvo porque el intermedista dominicano fue colocado en lista de waivers por Nueva York el miércoles.

Aunque el movimiento no significa necesariamente que los Yankees están tratando de cambiar a uno de sus mejores bateadores, no deja de llamar la atención.

"Fui el primer sorprendido cuando los medios reportaron que estaba en lista de waivers, no entendía lo que pasaba", dijo Canó, quien encabeza a Yankees con un promedio de bateo de .314 después de pegar tres imparables el sábado contra los Medias Rojas de Boston.

Tomando en cuenta que el proceso de waivers es secreto, ningún ejecutivo de los Yankees discutió el asunto con el pelotero.

"Alguien me explicó que ésa es una forma que tienen los equipos de averiguar el valor que tienen sus peloteros, pero confieso que al principio me preocupé", dijo Canó, quien está firmado con Nueva York hasta el 2011 (4 años y $30 millones).

Canó, Brian Bruney, David Robertson y Mark Melancon superaron el proceso de waivers el viernes, cuando los Yankees pusieron en la misma lista a otro grupo de jugadores, incluyendo el estelar abridor A.J. Burnett, el jardinero dominicano Melky Cabrera, el relevista mexicano Alfredo Acéves, el relevista quisqueyano Edwar Ramírez, Phil Coke, Sergio Mitre y Shelley Duncan.

Todos tienen hasta el lunes para pasar el proceso. Si alguno fuera reclamado, los Yankees tendrían la opción de cambiarlo o simplemente retirarlo del grupo de disponibles.

Canó, de 26 años, batea .304 en cinco temporadas con los Yankees y su defensa es considerada de primera clase. La temporada pasada, que fue su primer año como multimillonario, bateó .271, la primera vez en su carrera que terminaba por debajo de .297.

"Tengo que darle mucho crédito al coach de bateo Kevin Long, quien trabajó conmigo en República Dominicana en el invierno para descubrir las fallas del año pasado", dijo Canó, quien tiene 30 dobles, 16 jonrones y 57 carreras impulsadas esta temporada.

"Estoy donde me gusta jugar y me siento bien en Nueva York, la capital del mundo", dijo Canó.