•  |
  •  |
  • END

El Xilotepetl, que este año sólo ha hecho dos fichajes de "categoría", el del goleador Milton Bustos y el del volante ofensivo Armando Reyes, quiere volver a ser la posible alternativa a los "grandes" del torneo (Real Estelí, Walter Ferreti y Diriangén), en una campaña en la que su objetivo principal es la vuelta olímpica.

El equipo de nuevo está dirigido por Martín Mena, el “hombre de la casa”, conocedor de todos las interioridades del club y que ha sacado un gran rendimiento a la plantilla jinotepina, a la que, además, ha inyectado su pasión por los colores del club blanco. El sexto puesto de la pasada campaña será, con permiso de otros aspirantes (Ocotal, VCP, sobre todo) el objetivo por el que tendrá que pelear el equipo que adiestra Mena, a la espera de que los "grandes" tengan algún desliz en la competición.

Para aspirar a esas metas, el club que dirige el diputado López se ha reforzado con pocos, pero contrastados jugadores, como el caso del costeño Armando Reyes y el del delantero Milton “Pichón” Bustos. Por petición de Mena, Bustos llegó al Xilo, pero tendrá que disputarle el puesto a otros dos delanteros con dilatada experiencia y demostrada calidad: Emilio Palacios y el panameño Álvaro Salazar.

También son novedades en la plantilla jinotepina el joven Rafael Baquedano, el hondureño Jalmar Morales y la última incorporación, el panameño Moisés “Totó” Leguía. Todo ello, junto a la “pareja explosiva” que forman los delanteros Palacios y Salazar, vuelven a ilusionar al afición jinotepina una temporada más para estar entre los favoritos de la máxima categoría del fútbol nacional en la que tratará de "reverdecer" viejos laureles.

Por el contrario, la baja de su jugador insigne Ezequiel Jerez, quien sufrió un accidente de tránsito, es sumamente sensible, porque fue pieza clave para que el Xilo lograra su pasaje a las semifinales del Clausura pasado.