•  |
  •  |
  • END

El Clarín / Argentina

Decenas de fanáticos se instalaron afuera del Gigante de Arroyito para conseguir una entrada del partido del sábado en Rosario. Están desde ayer, soportando temperaturas de 35º, además del granizo que cayó en la ciudad.

Se sabe que en Argentina la pasión por el fútbol alcanza niveles insospechados en la gente. Y en Rosario, esa pasión a veces se multiplica. Sino que lo diga la decena de hinchas que desde ayer están acampando afuera del Gigante de Arroyito para poder conseguir una entrada para ver a la Selección ante Brasil, por Eliminatorias. Mañana comienza la venta de entradas y el sábado será el partido correspondiente a la fecha 15 de la clasificación para Sudáfrica 2010.

Los fanáticos, en su mayoría hombres, comenzaron a concentrarse en las inmediaciones del el estadio de Central, el domingo, cuando el termómetro registraba 35 grados de temperatura, inusual en el agosto invernal de nuestro país.