•  |
  •  |
  • END

Marca / España

Iker Casillas comentó que se marca como objetivos para esta temporada la Champions y la Liga, comparó la calidad de Kaká con la de Zidane y confesó que el Barcelona le produce “una envidia sana”.

Iker no se decide entre la Liga, la Champions o el Mundial con España. “No sé con cuál quedarme. Si te declinas por una a lo mejor a la gente le puede sentar mal que diga la otra. Me quedo con todas, puestos a pedir”, comentó.

Para Casillas, el Real Madrid “siempre tiene que estar en el punto de mira de la crítica”. “Pero, acabamos de empezar, ha habido muchos cambios. La plantilla otra vez ha vuelto a una metamorfosis íntegra y es normal que todavía falten cosas por pulir, pero vamos, seguramente, a medida que pasen los partidos, pues la gente se irá coordinando”, señaló.

Además, no ocultó que “sería un auténtico desastre no conseguir algo con este equipo, pero todo puede pasar”. “Al final lo que marca es el resultado. Hace 4 ó 5 años me tocó vivir esta situación, desgraciadamente, incómoda, donde llevábamos 5 ó 6 meses muy bien jugando al fútbol pero al final nada se pudo hacer”, subrayó.

Acerca de sus nuevos compañeros, Iker afirmó que de Benzema le ha sorprendido que “tiene un talento innato y la pegada de Van Nistelrooy”. De Kaká, que “es un jugador con muchos destellos de calidad, muy del estilo de Zidane. Y de Cristiano, pues fuerza, potencia y lo gran jugador que es que todo el mundo ha visto crecer en el Manchester United”, comentó.

Sobre el máximo rival de los blancos, el Barcelona, admitió que le da “una envidia sana”. “Muchas veces quieres estar en su lugar, pero nos ha tocado vivir el año pasado una situación incómoda. Pero esto del fútbol es tan cambiante que de un año para otro cambia todo. Esperemos que esta temporada consigamos al final de la temporada levantar tantos o más títulos que el Barcelona”, deseó.