•  |
  •  |
  • END

MLB.COM

El dominicano Miguel Tejada negó que en algún momento diera señas a bateadores contrarios de su país, como miembro de los Atléticos, Orioles o los Astros.

“Nunca he dado señas al contrario”, dijo Tejada. “Amo este juego y no lo juego así. Soy un jugador con orgullo. Nunca haría algo así. Es difícil dar hit. Y sería una locura para mí darle señas a nadie (para que supiera qué lanzamiento venía). Juego por el equipo.”

Los comentarios de Tejada fueron acerca de un artículo publicado en el New York Times, en el que se afirma que algunos compañeros de Tejada en los Atléticos de 2001 sospecharon que el quisqueyano dejaba saber a sus contrarios dominicanos qué lanzamientos venían, sobre todo en partidos de un solo lado.

Las sospechas llegaron a tanto que el entones manager de Oakland, Art Howe, sostuvo una reunión con el equipo para que se escucharan las quejas, expresadas por un líder del conjunto en ese tiempo, Jason Giambi.

“Me sorprendió hasta el punto de no poder creerlo”, dijo al Times Tim Hudson, en ese entonces un joven lanzador con Oakland y ahora con los Bravos. “Pero pensé que si era algo que teníamos que expresar entre todos, había que hacerlo.”

“Es una traición de primera categoría de parte de un compañero. Uno quisiera pensar que eso no ocurre. Uno quisiera pensar que tu lealtad al equipo va por encima de una amistad con alguien en otro equipo. El ganar el juego debería ser primero. ¿Ocurre eso? Espero que no. No es decir que no haya pasado. ¿Pero quién puede saberlo?”, concluyó Hudson.

El Times dijo que algunos jugadores empezaron a preguntárselo cuando en mayo de 2001, Tejada y su amigo y compatriota Tony Batista --en ese entonces con los Azulejos-- tuvieron una gran serie al bate. Batista se fue de 13-6, con un jonrón y cinco empujadas, mientras que Tejada estuvo de 10-4, con nueve remolcadas, incluyendo un cuadrangular en cada uno de los partidos.

Tejada lo negó en ese tiempo y lo volvió a negar en el reportaje, diciendo que, “si mi hermano estuviera en el otro equipo, jamás lo ayudaría.”

Johnny Damon, en ese entonces con Oakland y ahora con los Yankees, lo explicó como Tejada haciéndole saber sin querer a los contrarios qué pitcheo venía al moverse tanto por el campo corto.

“Miggy le decía a los muchachos que de ninguna manera lo haría”, dijo Damon. “Creo que llegamos a la conclusión de que los bateadores lo veían moverse para ciertos lanzamientos. Eso ocurre, ya que verás a un jugador joven moverse más hacia el hoyo con una recta afuera. Creo que de eso se trataba, que Miggy no disimulara un poco más sus pasos. Pero parecía que todos los dominicanos nos mataban.”

En años recientes Tejada ha sido tema de controversia en varios sentidos. Fue citado en el Informe Mitchell como jugador que compró esteroides y hormona para el crecimiento humano como integrante de los Orioles, algo que contrarió su testimonio de 2005, en el que afirmó que nunca había usado sustancias para aumentar el rendimiento. En este año se declaró culpable de mentirles a agentes federales.

Luego se descubrió que tenía dos años más de edad de lo que se creía.

Tejada expresó que ya está acostumbrado a todos los comentarios acerca de su persona y la forma en que juega.

“¿Qué puedo decir? Ha habido tantas cosas sobre mí últimamente que ya no le pongo atención”, dijo Tejada. “Cuando me preguntaron sobre eso dije que no daba señas a los contrarios. Creo que se trata de algunos en los Atléticos que jugaron conmigo y que son celosos. ¿Para qué voy a darle señas (al contrario)? ¿A quién le voy a dar señas?