•  |
  •  |
  • END

Colaboración

Entrando a la recta final de la temporada de Grandes Ligas, el nandaimeño Everth Cabrera amenaza con tumbar marcas personales ofensivas de los nicas David Green y Marvin Benard en el mejor béisbol del mundo.

Faltándole por jugar 21 partidos, Cabrera necesita sólo tres triples para empatar a Green. Hasta hoy ha conectado siete y Green despachó 10 en 1982 a sus 22 años de edad, en una temporada en la que jugó 146 partidos, 68 más que Everth. La máxima cifra para Marvin Benard fue de seis en 2002 en 149 juegos.

Otro rubro que amenaza el bigleaguer de los Padres es el de los robos. Lleva 21 asaltos en 25 intentos, en 78 partidos. El récord lo posee Marvin Benard con 27 en 149 encuentros. Cabrera ya superó en asistencias a Green, que en 1984 jugó primera base con San Luis. Ese año tuvo 69 asistencias y participó en 98 doble plays, Cabrera tiene 231 asistencias y ha participado en 50 doble matanzas.

El nandaimeño tiene 48 carreras anotadas, se encuentra a cinco de superar la marca personal de Green de 52 en 1983, pero está muy distante de Benard que pisó 102 veces el plato en 2000, en 149 juegos. Ya superó a Green en dobles con 15 y será muy difícil tumbar los 36 disparados por Benard.

Un dato interesante, Cabrera es el sexto campocorto más veloz de todas las mayores. Con sus 21 robos, en 78 juegos, solo es superado por las superestrellas, Hanley Ramírez, con 25, en 127 partidos, Jimmy Rollins, 25 en 126, Derek Jeter, 24 en 129, Jason Bartley, 24 en 113 y el novato Elvis Andrés, de Texas, con 24 en 118 juegos.

En su primera temporada, es líder de su equipo en triples, con siete, en robos con 21, tercero en anotadas con 48, defensivamente es el que más errores ha cometido del equipo, con 13, y ha participado en 50 doble matanzas.