•  |
  •  |
  • END

El duelo que tanto esperábamos ayer entre Vicente Padilla, de los Dodgers, y Everth Cabrera, con San Diego, al fin no se pudo efectuar, pero ahora más que nunca la principal preocupación gira en torno al chinandegano y qué pasará con él si su equipo llega a los play off.

Nada parece seguro. Los Dodgers tienen a Jon Garland y a Hiroki Kuroda en sus plane, en los que no está Padilla. Ahora más que nunca es muy importante cómo luzca en cada una de sus aperturas en septiembre pensando en el interés que pueda despertar para un contrato el próximo año con los dirigidos por Joe Torre o cualquier otro club.

Al menos en sus dos actuaciones con los Dodgers ha estado a la altura, debería tener 2-0 y no el 1-0, además de efectividad de 2.61. Pero en su última salida ante Arizona dejó el juego ganado y el relevo se lo echó a perder.

Hoy (1:40 pm) de nuevo se ve las caras contra Arizona, con el que debutó en las Mayores en 1999. Ante los Diamondback Padilla no tira mal. De por vida tiene 4-3 y efectividad de 3.97 y este año en dos aperturas en las que acumula 12.1 entradas, exhibe un excelente 1.46 con dos carreras limpias permitidas, diez hits, ocho ponches y cuatro bases por bolas.

Padilla en la temporada tiene 9-6 y 4.72 de efectividad y se medirá a Mark Reynolds, sublíder en jonrones conectados en la Liga Nacional con 41 solo detrás de Albert Pujols (44). Arizona enviará a la loma a Max Scherzer, un joven de 25 años con balance de 9-8 y efectividad de 4.10.