•  |
  •  |
  • END

OAKLAND

El japonés Ichiro Suzuki logró este domingo una hazaña personal en las Grandes Ligas del béisbol norteamericano, en una jornada nefasta para algunos equipos líderes de divisiones.

Suzuki arribó a los 2.000 hits con un doblete en el primer inning del partido que sus Marineros de Seattle perdieron ante los Atléticos de Oakland 5x2.

El dinámico jugador, quien dejó en la Liga japonesa 1.278 imparables para un total como profesional de 3.278, se convirtió en el segundo toletero que más rápido llega a los dos mil hits en las Mayores, ya que lo hizo en 1402 juegos con los Marineros.

El japonés ha logrado esta hazaña gracias a un ritmo ofensivo increíble de 200 hits o más en las últimas nueve temporadas. Su cifra récord es de 264 imparables en 704 turnos en 2004, con la que impuso una nueva marca de hits conectados en una sola temporada, la cifra anterior era 256.

Ese mismo año fue líder de bateo con 372 puntos, también fue el novato del año en 2001, campaña en la que acumuló su segunda mejor cifra de incogibles conectados con 242 y de paso fue el jugador más valioso de la Liga Americana.

Sin embargo, con todas esas cifras, Ichiro no es el jugador que más rápido llegó a los dos mil inatrapables, pues ese honor lo tiene Al Simmons, quien lo hizo en 1390 partidos.

El asiático es el jugador número 259 que logra esa proeza en las Mayores, necesita cinco indiscutibles para lograr por novena temporada consecutiva 200 incapturables.