Mariano López
  •  |
  •  |
  • END

Taiwan

Como un homenaje a la estética, a la perfección y a la armonía, el sábado se inauguró la XXI edición de los Juegos Olímpicos para Sordos, hecho que marca la historia para Asia en particular la de Taiwan, debido a que por primera vez se organizan estos juegos en estas lejanas tierras.

La ceremonia inaugural que contó un millar de personas que dieron una demostración de belleza y cultura, en una presentación de gran magnitud que sin duda conquistó a los presentes y televidentes que observaron la inauguración que, como es costumbre en los países del primer mundo, inició a las siete de la noche hora local, 9 de la mañana hora de Nicaragua.

El colorido, la danza, la gastronomía y los juegos de luces fueron los principales ingredientes de unos juegos que casi alcanzaron la perfección. Durante la ceremonia inaugural tomó la palabra Jet Lee, que instó a todos los participantes a demostrar que la limitación física no es obstáculo cuando se quiere lograr algo.

Los juegos fueron inaugurados oficialmente por el presidente de Taiwán, Ma Ying-jeou, quien abrió su corto discurso usando el lenguaje para los sordo-mudos y luego habló a los miles de aficionados que se congregaron en el estadio principal de Taipei, un moderno complejo de alta tecnología que fue preparado para esta distinguida ocasión.