•  |
  •  |
  • END

Solamente unas horas después de haber salido de Nicaragua rumbo a Croacia para competir en el Mundial de Béisbol, la Selección Nacional pasó sus primeros apuros por asuntos migratorios cuando hacían escala en Houston, Estados Unidos.

El problema fue que el pitcher Berman Espinoza viajó con visa de trabajo que obtuvo cuando aún pertenecía a la organización de los Filis de Filadelfia pero como ya no está con ellos, su estatus migratorio no es el mismo en Estados Unidos. Estuvieron a punto de devolverlo a Nicaragua de no ser por la benevolencia de las propias autoridades.

Aunque no se trató de nada grave, Espinoza tendrá que usar otra vía cuando regrese a Nicaragua, porque no le permitirán hacer escala en la unión americana.

Los que si llegaron sin problemas a Croacia fue el primer grupo de la delegación nica compuesta por el manager Davis Hodgson, el entrenador general Julio Sánchez, Ronald Tiffer y Cairo Murillo, y sólo estaban esperando al resto del equipo que arribaría en la madrugada de este nueve de septiembre, a menos de 24 horas de jugar su primer partido (10 de septiembre) contra los locales a eso de las 8:30 a.m. hora de nuestro país.

Pero los peloteros se mostraron preocupados porque a su parecer no tendrán tiempo suficiente para recuperarse del largo viaje desde Nicaragua a Europa y adecuarse a las ocho horas de diferencia –adelante-- que tiene Croacia respecto a la hora nica.

Los técnicos están haciendo sus últimos cálculos de cómo manejar la alineación del equipo y además la rotación, pensando en qué podría convenir a la Selección para la siguiente ronda, contemplada para Holanda e Italia según el puesto que se obtenga en nuestro grupo (D) formado por Inglaterra, Japón, Croacia y los nicas.

Todo indica que Renato Morales será el primer bate cuando el pitcher sea derecho, Mario Holmann cuando sea de perfil cambiado. Edgard López segundo bate, Jimmy González Tercero, Justo Rivas el indiscutible cuarto, seguido de Juan Oviedo, Esteban Ramírez, Sandor Guido, Adolfo Matamoros octavo y Holmann noveno.

Esa alineación le permitirá a Davis Hodgson contar con un equipo que se mueva sobre las almohadillas con velocidad y además con buen contacto con el madero, sin perder de vista el poder y oportunismo que se espera luzcan Justo, Oviedo y Esteban.

“En la posición que me ubiquen, segundo o tercero, sé que voy a rendir. Tengo una buena preparación aunque a veces la suerte también cuenta. Quiero tener uno de mis mejores torneos, nos han tratado muy bien el gobierno y uno quiere corresponder a eso en el campo”, comentó Jimmy.

Justo, considerado el de más poder del equipo, explica “sólo voy al home sin pensar en nada más que darle a la pelota. No tengo que pegar jonrón, lo más importante es conectar la bola para ayudar a empujar carrera que es mi principal misión. El que se presiona más bien termina frustrando porque no logra los mejores resultados”.