Edgard Tijerino
  • |
  • |
  • END

Atravesando por dificultades y deserciones, Cuba mantiene su nivel de rendimiento en los más exigentes torneos internacionales pese a que ha entrado en una sequía de títulos. Ayer, mostró su funcionamiento y la brillantez de ese diamante que es Yulieski Gourriel, siempre fiero en el cajón de bateo, disparando un doble y un jonrón, empujando tres carreras, y anotando tres veces, para liquidar 10-0 a Puerto Rico, un supuesto rival complicado.

Pitcheo de ocho ponches y sólo tres hits en siete entradas realizado por Norge Vera, respaldado por jonrones de Alfredo Despaigne y José Dariel Abreu, como agregados a la ofensiva de Gourriel, hicieron ver a Cuba con el tamaño acostumbrado, mientras Japón veía su pitcheo bateado por Inglaterra logrando un triunfo laborioso 9 por 7, y México golpeaba a Taipei derrotándolo 8-0 con tres jonrones disparados por Cota y uno de Quintero, agregando el soporte ofrecido por cuatro brazos: Contreras, Castellanos, López y Navarro.

Volviendo con Cuba, su bateo central con Gourriel, Cepeda, Despaigne y Céspedes, se ve tan destructivo como siempre, y aunque deben de lamentar la pérdida de un pítcher como Yuieski Maya, por firmar para una organización de Grandes Ligas, se considera cuenta con un staff lo suficientemente solvente para estar en la pelea hasta el último out.

El veterano receptor Ariel Pestano, disparó 3 hits. Ahora Cuba tiene juegos pendientes con España y Suráfrica, en tanto Estados Unidos, instalado en otro grupo y vencido por Venezuela 13 por 9 en duelo de seis jonrones, tres por cada equipo, tiene compromisos pendientes con China y Alemania, aparentemente sin ninguna señal de peligro.