• |
  • |

La primera gran historia en el nuevo Yanqui Stadium, mientras “el viejo”, que fue casa de Ruth y de Gehrig, posiblemente los dos más grandes peloteros de la franquicia en el repaso de todos los tiempos, se empinaba y estiraba su cuello como una gira elástica, para no perderse detalle: Derek Jeter, con una cuchillada al jardín derecho contra Chris Tillman de los Orioles en el inicio del tercer inning, estando en ventaja de dos bolas sin strikes, se convirtió en el yanqui más hiteador con 2,722 cohetes.

En juego suspendido por la lluvia con los Orioles derrotando a los Yanquis 10-4 a la altura del séptimo, obviando el jonrón 25 de Alex Rodríguez con dos a bordo arrancando el juego, Jeter, utilizando 590 veces al bate más que las 8,001 de Lou Gehrig, saltó sobre la marca de 2,721, agigantándose, pero sin carcomer un milímetro, la grandeza del legendario “Caballo de Hierro”.

En tanto, Everth Cabrera que se ponchó en el inicio del juego, disparó un hit al center abriendo el tercer episodio contra el mejicano Jorge de la Rosa, y aunque volvió a ser paralizado por De la Rosa con tres strikes en el quinto, subió a 264 puntos conectando hit al right, recibiendo al relevista Matt Daley en el octavo. Así que el nica se fue de 4-2 en el juego que los Padres perdieron ante los Rockies.

Los Dodgers, presionados líderes del oeste, con un buen pitcheo del restablecido japonés Hiroki Kuroda, para imponerse a los Gigantes 9 por 1, sacándole provecho al jonrón 17 de Casey Blake con uno a bordo frente a Matt Cain, mientras los Cardenales pese a la presencia de Pujols, Holliday y Ludwick, fueron blanqueados por los Bravos víctimas de un efectivo pitcheo combinado de Jair Jurgens (11-10) y el remate 23 de Rafael Soriano.