• |
  • |
  • END

Había que ver a Esteban Pérez en la colina, trabajando con serenidad, moviéndoles la pelota a los bateadores japoneses sin el menor temor, convirtiéndose en el gran soporte de la victoria nica por 8-4 sobre Japón, que nos permitió encabezar el grupo y ubicarnos en el grupo de Holanda con Cuba, Venezuela, Puerto Rico, Corea del Sur, Inglaterra y España.

“Lo más difícil fue el principio, ya en el segundo inning estaba acomodado. Nunca tuve miedo. Sencillamente me encontré lanzando el mejor juego de mi vida”, dijo Pérez, en tanto Jimmy González, el bateador más violento y productivo de la escuadra, asegura no estar sorprendido por su actuación. “No hay ninguna diferencia en batear. Se trata de saber atacar pitcheadas y cuando son fuertes, se les pega con más solidez. He hecho buenos swing y han salido los jonrones. Llevo cinco y espero que la llama siga encendida”.

Para Juan Oviedo, las curvas no son un problema “porque las conocemos y sabemos buscarlas”. En líneas generales, hay un entusiasmo desbordante en el equipo antes de enfrentar a Venezuela en la primera batalla de la segunda ronda. “Tengo confianza que vamos a seguir sorprendiendo. Lo clave es que el pitcheo se mantenga lo necesariamente firme”, apuntó Davis Hodgson.