• |
  • |
  • END

¿Qué hace la mitad de Europa en este Campeonato Mundial de Béisbol? Entre la mediocridad de alemanes, croatas y suecos, también se levantan sospechas sobre la calidad de equipos tradicionales en el concierto internacional como Japón, Korea, Estados Unidos y hasta la misma poderosa maquinaria cubana.

Japón no llevó a un solo profesional y retornar con sus universitarios o los integrantes de la liga industrial los dejó clasificando en segundo puesto en el grupo donde eran favoritos, Korea clasificó como uno de los mejores terceros y no parecen estar defendiendo su reputación de finalistas del clásico o de campeones olímpicos.

Estados Unidos retornó con jugadores seleccionados del draft y universitarios y no se ven tan temibles como cuando meten a sus profesionales: Cuba, afectada en cierta forma por la sistemática deserción de varias de sus figuras, han estado sufriendo para ganar, peleando juegos con España hasta la octava y anotando sólo seis ante la mediocre Gran Bretaña, nos hacen pensar que no tienen mucho para retener una supremacía que han perdido en los últimos años.

Puerto Rico, Holanda, Canadá, México y Venezuela se han combinado con jugadores profesionales y han emparejado un torneo confuso e impredecible. Nicaragua, como siempre, parece estar en el medio de la batalla, lista para dar sorpresas. En realidad, pronosticar resulta demasiado arriesgado.