• |
  • |
  • END

En el estadio San Siro de Milán, Inter lo recibió a Parma y le ganó 2-0 con goles de Samuel Eto’o y Diego Milito. De esta manera, Inter comparte con Fiorentina el tercer escalón de la tabla, ambos con 7 unidades, mientras que Parma se quedó con 4 puntos y ahora está séptimo junto a Milan, Palermo y Udinese.

Si bien fue justo que Inter ganara este partido, el dos a cero fue un resultado demasiado severo para Parma, que jugó bien y no mereció perder tan rotundamente. Al final, la diferencia la hicieron las individualidades, porque el marcador se destrabó gracias a un golazo de Eto’o bastante afuera de contexto.

El primer tiempo fue muy equilibrado: obviamente el dominio del balón estuvo siempre en los pies de los nerazzurri, pero la visita fue muy hábil en defenderse y en meterle presión a la defensa local con contraataques inteligentes y bien dirigidos. De todas maneras, si bien ambos equipos jugaron a un buen ritmo, los ataques fueron bastante estériles y los arqueros prácticamente no tuvieron trabajo.

El complemento fue más intenso y emocionante, con muchas ocasiones de gol. Mourinho lo puso a Balotelli por Thiago Motta e Inter empezó a empujar con mayor insistencia. Esta actitud produjo buenas chances, pero al mismo tiempo les concedió más espacios para el contraataque a los azul y oro.

En efecto, la visita se acercó peligrosamente al arco de Julio César en un par de ocasiones, pero en su mejor momento, los nerazurri se pusieron en ventaja: Eto’o recibió la pelota al límite del área, un poco desplazado por izquierda, la paró de zurda acomodándosela para la derecha y con un remate en comba “a cerrar” la puso en el cruce de los palos a la izquierda del portero.

Parma trató de recuperar y se tiró un poco para adelante, pero los locales defendieron con precisión y, de contraataque, anotaron el segundo: Balotelli se fue por derecha y metió el centro al segundo palo para Milito, quien la bajó con el la derecha y, con el externo del mismo pie, la tocó de fino metiéndola al lado del palo.