•  |
  •  |
  • END

USA Today / Las Vegas

Cuando un peleador es tan especial como Juan Manuel Márquez, no debería tomar mucho tiempo para él llegar a este nivel. En 16 años como un profesional, sin embargo, el combate de hoy contra Floyd Mayweather en MGM Grand será sólo la segunda vez en que ha sido puesto en los titulares de un evento de pague por ver.

Un peso pluma la mayor parte de su carrera, éste es el primer combate para Márquez más arriba de peso ligero (135). La pelea en la que no está en riesgo el título está siendo facturada como un encuentro de peso welter aunque ocurra algunas libras bajo el límite de 147.

Mayweather (39-0, 25 K.O.), el rey libra por libra antes de que tomara un retiro de dos años, es el gran favorito. “No me importa cuando las personas dicen que Mayweather ganará”, dice Márquez, un oriundo de Ciudad de México que raramente ha sido desvalido. “Pondré mi corazón de mexicano dentro del ring.”

“Constantemente yo he estado detrás de Morales y Barrera. Sé que éste es mi tiempo”, dijo Márquez refiriéndose a que siente que fue excluido cuando fue promovido por Bob Arum de Top Rank, que también manejó las carreras de sus compatriotas. “Estoy muy enojado… tres peleas con Barrera y Morales? ¿Qué pasó con Márquez? Mi promotor no me dio las oportunidades.”

Márquez, de 36 años, firmó contrato con Golden Boy Promotions en el 2006. A pesar de estar en una edad avanzada -particularmente para peleadores en las clases de peso ligeros que dependen más de la velocidad y los reflejos que del poder- ha ascendido a nuevas alturas. Está consciente de que Mayweather exigirá que él levante su nivel aún más y espera que Mayweather que ha peleado tan pesadamente como 150 libras, imponga su percibida ventaja en la fuerza.

“Pienso que Mayweather va a salir con todo en el primer round. No va a esperar”, dice Márquez. “Si eso ocurre va a ser una gran pelea.” La expectación es tan grande para Márquez que reveló que hará de todo - incluyendo beber su propia orina como vitaminas adicionales como lo hizo en la segunda entrega de 24/7 de HBO: Mayweather / Márquez– para ganar.

“Un peleador que ha perdido antes, tiene dudas. Hay una manera cómo derrotar a Márquez”, dice Mayweather. “No hay manera cómo derrotar a Mayweather. Una victoria de esta magnitud pondría a Márquez junto con, y tal vez incluso de arriba, de su ídolo, Chávez (107-6-2), una leyenda de Culiacán que noqueó a Meldrick Taylor a dos segundos de terminar su combate de campeonato de peso welter jr. en 1990.

Una victoria, dice él, “pondría loco a los Mexicanos. A mí también.”