•  |
  •  |
  • END

ESPN deportes

no tiene dudas sobre su regreso. Más allá de las críticas por la larga ausencia y las preguntas sobre su retiro tempranero en 2002, Tito está tranquilo... y confiado.

“Tomé mi decisión y quiero pelear. Estoy bien preparado”, dijo Tito en una conferencia de prensa para promover la pelea del 19 de e nero en el Madison Square Garden de New York ante Roy Jones Jr. Jones Jr. pronosticó un nocaut y mucha gente en el boxeo, prensa y fanáticos, piensa que Tito no está en condiciones de pelear 12 rounds en su primera pelea desde mayo de 2005.

“Siento que va a estar avergonzado”, dijo Tito sobre la predicción de Jones Jr. “Es una promesa que no podrá cumplir; sólo es otro boxeador que dice algo así. No me importa lo que diga. Cada debilidad que tiene él para esta pelea la voy a descubrir en el cuadrilátero y voy a tomar la ventaja. Una de sus debilidades es que todos que golpean bien y han peleado contra él, él ha noqueado. Y yo golpeo bien. Pues vamos a ver si él puede conmigo”, dijo.

Tito estaba casi acostumbrado a su vida fuera del ring y habló sobre las diferencias entre quedarse en casa o estar en el gimnasio.

“Es una vida más simple. Una vida muy relajada con mi familia. Cuando estoy boxeando tengo mucha más responsabilidad sobre mí. Tengo que sacrificarme para entrenar”.

La decisión de regresar no fue nada fácil. Luego de anunciar su retiro en 2002, Trinidad regresó dos años y medio después para enfrentarse a Ricardo Mayorga en el MSG, a quien noqueó en ocho rounds. Siete meses después volvió a subir al ring en Nueva York ante Ronald Winky Wright, pelea que perdió en una decisión dividida, en parte a un punto que le quitaron al boricua por repetidos golpes bajos en el noveno asalto.

Dos días después, Tito anunció su retiro en Puerto Rico. “Hubo varias decisiones que tuve que tomar”, dice acerca de su regreso.

“Primero que nada tuve que pensar en mi familia. Los fanáticos me motivaron a regresar al boxeo, siempre dicen que debo pelear. A cada lugar que iba todos pedían para que regresara, y después tienes a mi promotor, Don King, quien ha tratado de convencerme para boxear, y finalmente yo mismo. Después de la reacción de todos y mi promotor, siento la pasión para regresar. He regresado. Al final, yo hice la decisión porque quise regresar”.

La derrota ante Winky Wright fue el factor principal de su retiro, pero a pesar de aceptar la derrota y describirla como justa, Tito dice que su orgullo nunca fue dañado y que lo demostrará el 19 de enero.

Tito se sintió muy mal después de esa pelea, sobre todo en la forma que perdió, pero el pasado es el pasado y ahora hay otro desafío.

(Cuando me vaya), “quiero ser recordado como un gran campeón; que siempre que entré al cuadrilátero peleé con todo mi corazón para todos mis fanáticos; como una persona que hizo lo mejor que pudo en todo lo que me propuse”.

Jones Jr. dijo en una conferencia de prensa que iba a noquear a Trinidad en cuatro rounds. Tito le contestó diciendo que eso iba a ser imposible, ya que no iba a durar dos rounds. Desde entonces se ha hablado del nocaut, pero eso no le importa al boricua.

“Yo estoy preparado para pelear 12 asaltos. Le puedo ganar en menos de dos, menos de cuatro o en los 12 asaltos completo, realmente no importa”.

Su ausencia en el ring y en los entrenamientos duros ha provocado que le cueste más que antes el ponerse en buena forma. La rutina es muy diferente a la de sus “vacaciones”.

“Corro temprano en la mañana. Después voy al gimnasio en la tarde y hago un poco de boxeo. He comido las comidas apropiadas. Es muy difícil y tengo que trabajar con todos los detalles”.

Pero en la mente de Tito hay algo que demostrará si el esfuerzo ha valido al pena. “Sólo quiero saber si, cuando le golpee, él va poder con esos golpes”.


*El futuro*
Trinidad ha dicho que su regreso no es sólo para una pelea, pero que tampoco quiere empezar de nuevo y pasarse cinco años buscando un título mundial. Sin embargo, el resultado de la pelea ante Jones Jr. puede ser clave en su decisión, de salir derrotado.

“No pienso en eso ahora mismo porque no siento que voy a perder. Voy a decidir después de la pelea en qué será mi próximo paso. En el mundo del boxeo gané títulos y aprendí cómo ser famoso y tener muchos fanáticos.

Ahora mismo sólo quiero una victoria y celebrar eso con todos los fanáticos que estarán en Nueva York y después llegar a la casa y celebrar con todos los fanáticos en Puerto Rico. Eso es lo que me ha hecho falta durante mi descanso, la emoción de una gran victoria”.

Trinidad no sólo necesita ganar, sino lucir bien, para demostrarle a los críticos que no ha perdido su casta de campeón, pero además, para confirmarse a sí mismo que aún merece estar en el boxeo.

“Primero que nada, yo sé que quiero ganar la pelea. Después de eso, vamos a ver el video de la pelea para ver lo que sucedió y veremos lo que será el próximo paso. Pero definitivamente no estamos pensando en eso ahora. Lo único que tengo en mente es que voy a ganar. Espero por la victoria y la celebración después de la pelea con todas las personas que adoro. Después veremos lo que hay por ahí y voy a decidir lo que vamos a hacer”.

Obviamente también hay peleas atractivas que se podrían dar si Trinidad vence a Jones Jr. Las dos derrotas en la carrera de Tito han sido ante Winky Wright y Bernard Hopkins, dos rivales a quienes le gustaría enfrentar para vengarse.

“Claro que sí”, dijo cuando le preguntaron si le gustaría una revancha ante esos dos. “Esas peleas siempre han estado en mis pensamientos. Pero no vamos a tomar esa decisión hasta que terminemos con esta pelea.”

A pesar de que Trinidad ha sido siempre el boxeador más popular en Puerto Rico, el surgimiento de Miguel Cotto le ha quitado un poco de escenario a Tito.

“Eso siempre es algo que dejaré para que contesten los fanáticos. Ellos tienen que decidir. Yo no sé. Todavía tengo mi poder y quiero pelear y estoy listo para pelear. Siempre me han demostrado que soy el boxeador puertorriqueño más grande”.