•  |
  •  |
  • END

No tuvo decisión, pero flaqueó. A ratos, estuvo enviando bolas humeantes al plato, pero no pudo sostener una ventaja de 4 por 0, proporcionada por los Dodgers en el propio arranque del juego, contra el equipo más perdedor de las mayores, el primero en llegar a 100 reveses, los Nacionales de Washington. Ganaron los Dodgers 7-6, pero Padilla provocó cierta preocupación. Ya no está tan dominante como cuando llegó a Los Angeles en vuelo desde Arlington, impresionando.

No se trataba de un ruido falso en momentos de presión. Los truenos eran ciertos, y lo lastimaron, convirtiendo su pitcheo en vulnerable, pese a mostrar todo su poder con rectas que aterrizaron a 96 y 97 millas por hora. Aunque todavía no se ven alarmas encendidas, esas 8 carreras limpias permitidas por Vicente Padilla en sus últimas 10 entradas, para 7.20 en efectividad, tienen que preocuparnos ¿o no? Y tambien a Joe Torre, así de la impresión de restarle importancia. Los mánagers siempre están encima de los pequeños detalles, y no se diga de los grandes.

Padilla utilizó 103 disparos en cinco entradas porque se descarriló constantemente viéndose apretado por los conteos y por tantos faules. Ponchó a seis cediendo tres bases por bolas, permitiendo tres carreras en el cierre del segundo, y otra en el cuarto. Dejó el juego ganado 6 por 4, sólo para que Ronald Belisario, facilitara otras dos anotaciones al equipo de Washington en el fondo del sexto, forzando un empate 6-6, quitándole al nicaragüense la posibilidad de su victoria 12 de la campaña.

Ah, ¡cómo es de imprevisible el béisbol! Hace unos días, Rafael Furcal lo sacó del hoyo, con un jonrón equilibra marcador, y anoche, Belisario le malogra la opción. En cada caso, un pitcheo distante de lo convincente, precisamente cuando Kuroda se está mostrando fuerte y Billingsley viene de tirar para un hit en seis entradas, contra ese mismo line-up. Fue un jonrón de tres carreras y tampoco tuvo decisión, pero impresionó favorablemente.

Con Clayton Kershaw tomando la pelota el domingo para lanzar frente a los Piratas, Padilla volverá a la colina contra los Padres y Everth Cabrera, martes o miércoles, y quizás, envuelto en las valoraciones a que obliga una rotación muy poblada, cierre la temporada frente a Colorado.

A lo largo de 140 entradas y un tercio, Padilla mantiene su balance en 11-6, con 3-0 desde la colina de los Dodgers. Su efectividad se deterioró de 4.52 a 4.62, ponchando a 75 y otorgando 53 bases por bolas.

Vicente sacó el primer inning de los Nacionales por el 1-2-3, pero utilizó 17 lanzamientos, y en el segundo, con doble de Elijah Dukes, hit de Alberto González, y un fly de sacrificio de Jamie Burke, le marcaron tres carreras, realizando un esfuerzo de 26 lanzamientos. La carrera del cuarto inning, fue producida por un sencillo de Willie Harris. En las puertas de la agencia libre, el derecho pinolero necesita un buen cierre y mostrar su capacidad en la postemporada. ¿Podrá lograr ese doble objetivo? Es clave.


dplay@ibw.com.ni