•  |
  •  |
  • END

¡Qué extraño! Una voleibolista pinolera abriéndose paso hacia las alturas en el exigente concierto del deporte universitario de Estados Unidos.

Jacqueline Toruño, la espigada, flexible y atractiva atleta costeña, continúa tomando el reto con la seriedad requerida. Después de haber estado por aquí en diciembre, ya se encuentra en pie de lucha trabajando horas extras en el Gimnasio de Lee University en Cleveland.

“Estoy evolucionando, pensando en estar disponible, no sólo para establecerme aquí, sino para ayudarle al equipo de Nicaragua en diferentes eventos”.

¿Podrás hacerlo?
Sí, ya he hablado sobre eso y pienso reportarme para el Campeonato Centroamericano.

¿Qué es lo diferente que tenés en estos momentos?
El concepto del juego, la condición física, los aspectos técnicos. Cuando se trabaja tan fuerte, se tiene que progresar.

¿Cómo ha mejorado tu capacidad de salto?
Bueno, me fui saltando unas 17 pulgadas y ahora me elevo 21.

¿Qué tipo de ejercicios realizás para eso?
Trabajo con pesas especiales olímpicas y logró flexibilizar mis músculos en las barras olímpicas.

¿Cómo anda tu despegue para trasladarte de un lugar a otro con rapidez?
Las piernas responden a los reflejos. La velocidad del juego te mantiene en constante movimiento y hay muchos despegues.

¿Qué tan firme y precisa sos a la orilla de la red?
Lo suficiente para ser útil. Seguramente este año voy a lucir mejor, consecuencia del trabajo. Siento que mi fortaleza ha crecido.

¿Cuál es tu función en el engranaje del equipo?
Bloquear, asistir, estar atenta para definir si se presentan las oportunidades.

¿Cuántas horas de trabajo para el juego combinadas con las del estudio?
Para el juego son tres horas y media diarias. Dos de práctica normal y una de pesas. El tiempo de estudio es controlado, como el rendimiento académico. Eso es básico para retener la beca.

¿Cuál es el promedio de juegos?
Son tres a la semana.

¿Qué tan disciplinada sos?
Me han hecho ser disciplinada. No lo era tanto en lo que respecta al entrenamiento, pero ésa es una exigencia que todas debemos cumplir. Estoy muy bien adaptada.

¿Qué tal son las asistencias en el voleibol universitario?
Estupendas. Cuando juegas en casa se llena y tenés el respaldo de tu barra; cuando juegas en otro lado, también se llena pero tenés la barra en contra.


Jacqueline Toruño, la hija de Luis Rodolfo, aquel gran activista del atletismo y del béisbol, continúa esforzándose por elevarse en el deporte universitario de Estados Unidos.


Hay que seguir sus huellas.