•  |
  •  |
  • END

Seis años después de su última comparecencia con la Selección Nacional de Béisbol, pero con una vasta experiencia blandiendo el madero, Jimmy González tuvo un espectacular retorno a elenco nacional, y se convirtió en el tercer mejor bateador pinolero en los Mundiales de Béisbol.

Por voluntad, Jimmy se había excluido de los conjuntos nacionales después de los lamentables sucesos en el 2003, en La Habana, cayendo sobre él un castigo por parte de Feniba.

El chontaleño, subcampeón de bateo del pasado “Pomares” y uno de los mejores bateadores de la década actual, bateó para .410 en los diez partidos realizados por el conjunto pinolero, luego de un explosivo despegue en Zagreb, donde bateó cinco jonrones y produjo 12 de sus 14 impulsadas.

Bateando de hit en los primeros ocho partidos en forma consecutiva, con estacazos de largo alcance, Jimmy mejoró su promedio acumulado en los Mundiales a .379, por 36 hits en 95 turnos oficiales al bate en 24 partidos, que incluye los efectuados en fases clasificatorias, con los de postemporada, como son las “muertes súbitas”, semifinales, finales, o partidos para definir posiciones.

El mejor promedio ofensivo de un bateador nica en los Mundiales, a partir de las ediciones de 1969, lo tiene el leonés Henry Roa, quien en cuatro Mundiales (1994, 1998, 2001, 2003, 2005), tuvo un porcentaje global de .382 (65-170) en 44 partidos. Tiene un jonrón, que se lo bateó a Francia en el Mundial del 94.

En fases clasificatorias, Roa promedió .401 y en la postemporada lo hizo para .294, que le baja la cifra.

El segundo mejor al bate es Norman Cardoze, quien promedió .380 (41-108) en tres Mundiales (1998, 2001, 2003). Bateó .395 en la fase regular y .318 en la de definiciones.

Su ventaja es una milésima sobre el promedio de Jimmy, quien desde hace unos años retornó a la antesala, posiciones en las que debutaron Roa y Cardoze.

Sorprende observar a Ramón Padilla como el cuarto en la lista de mejores bateadores en Mundiales, con su .363 (29-80) en tres Mundiales. El slugger sureño, máximo jonronero con las Selecciones (35), sólo bateó uno en estas Series, y fue en 1994 contra Italia.

Aníbal Vega, que jugó en dos Mundiales (1994, 2005), promedió .353 (12-34), mientras Nemesio Porras era víctima del hermetismo de los juegos de definiciones, en los que bateó .185, mientras en la clasificación lo hacía para .375. En todas las fases bateó para .323 (32-99).

Los sluggers

Ernesto López continúa como el máximo jonronero nica en Mundiales, con 9. En Europa, Jimmy González y Edgard López se ubicaron segundos en el ranking, ambos con 6 cuadrangulares. Jimmy agregó cinco, que es récord en nuestra pelota. Edgard agregó tres jonrones a su cuenta.

Vicente López tiene 5 jonrones, Julio Medina, Norman Cardoze, Sandor Guido y Justo Rivas tienen cuatro cada uno.

En carreras producidas, Roa está al frente con 34, seguido de Julio Medina (33), Vicente López y Norman Cardoze (31), Ernesto López (29), Edgard López (27), César Jarquín (26).

Jimmy también se convirtió en el segundo pelotero nica que produce 14 carreras en un Mundial. El primero fue Cardoze, con 15 en el Mundial de Italia en 1998, cuando remolcó 11 en la fase clasificatoria y cuatro en las de definición.

En ese Mundial, Roa produjo 13 carreras (11 y 2).