•   SUZUKA, Japón / AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

La victoria de Sebastian Vettel (Red Bull) este domingo en el Gran Premio de Fórmula 1 de Japón y el mal resultado de los pilotos de Brawn GP (en séptima y octava plazas) mantienen intacto el suspense por el título mundial, a falta de dos carreras para el final de temporada.

Al volante de un Red Bull más rápido que todos los monoplazas en liza, incluyendo los Brawn Gp, Vettel aprovechó su 'pole' para realizar una carrera impresionante casi en solitario, sin ceder a ningún otro piloto el placer de ser primero.

El alemán es el único que puede amenazar a los dos líderes del campeonato, Jenson Button y Rubens Barrichello, a quienes sacaba, antes de la carrera de este domingo, 25 y 10 puntos de ventaja.

Tras su victoria en Suzuka Vettel se queda a 16 de Button y a tan sólo 2 de Barrichello y puede volver a soñar con el título.

"El Mundial todavía se puede ganar", afirma el alemán. "Lo mejor que podemos hacer es ganar, como lo hemos hecho hoy. Tenemos un supercoche, que mejora cada día. Tenemos que seguir concentrados. Pero hagan lo que hagan Rubens y Jenson su destino está entre sus manos", recalcó Vettel.

Si quieren ganar, los dos pilotos de Brawn GP tendrán que correr mucho mejor que en el circuito de Suzuka este domingo. Barrichello, séptimo, y Button, octavo, no fueron capaces en ningún momento de la carrera de acercarse a la victoria ni tan siquiera al podio.

Ambos pilotos fueron sancionados con cinco plazas de penalización en las clasificaciones del sábado por no haber reducido la velocidad cuando vieron una bandera amarilla. Finalmente Barrichello salió de la sexta línea y Button en décimo lugar.

El penúltimo Gran Premio de la temporada se disputará en Brasil el próximo 18 de octubre, en el circuito de Interlagos, y muy probablemente será decisivo para el título. Si Jenson Button consigue cuatro puntos se convertirá en el campeón 2009.