•  |
  •  |
  • END

No es fácil despertar bruscamente contra un domador de fieras. Después de haber sido atornillados por el pitcheo autoritario de Clayton Kershaw y Vicente Padilla cerrando la temporada, los todavía aturdidos Rockies de Colorado, enfrentaron el pitcheo cerebral, certero y dañino del zurdo Cliff Lee, un ganador del Cy Young con los Indios, que ha sido para los Filis un factor de seguridad desde que lo consiguieron antes del 31 de julio.

Mientras el lanza-meteoros dominicano Ubaldo Jiménez hacía saltar inútilmente los cronómetros con lanzamientos de 100 y 101 millas, Lee sobrevivía a una presión de dos hits en el primer inning, y a un cohete abridor de Torrealba en el segundo, retirando a 16 en fila, llevando la posibilidad de blanquear a sólo un out, hasta que Tulowitzki la quebró con doblete impulsador, obligando al zurdo a conformarse con el recorrido completo y victoria 5x1, como debutante en postemporada.

Los Filis iniciaron la búsqueda de su segundo título consecutivo de Serie Mundial con el pitcheo magistral de Lee, una cerrada defensa y la fluidez de su bateo que produjo cinco carreras en los innings cinco y seis, tomando las riendas de esta primera serie reducida a cinco juegos. Dobletes de Raúl Ibáñez y Ryan Howard, y triple de Jason Werth, fueron los batazos más importantes en la ofensiva de Filadelfia.

Jiménez se fajó con Lee durante cuatro entradas exhibiendo su poder, pero fue bateado en el quinto y explotado en el sexto, dejando el campamento de los Rockies en llamas. En tanto Lee, que había vencido a los Rockies 3x1 el seis de agosto en Filadelfia, continuó dibujando ceros hasta ceder una carrera en el noveno, después de haber metido a Tulowitzki en el hoyo con dos strikes.